Y dale alegría a mi corazón…

Y bueno, como dicen los habitantes de la república austral del cono sur. El caso es que, con el final del año me ha entrado la entre nostalgia y depresión que suele venir. Me ha dado una brega del carajo encontrar la inspiración para escribir (y es duro cuando escribir se convierte en tu modus vivendi).

En fin, que he decidido acompañar mi soledad con mi bebé (entiéndase, mi iPod), y he puesto a gritar a Mercedes Sosa. Mercedes, para los que no la conocen, es una de estas extrañas maravillas a quien la Naturaleza dotó de una voz potente y fuerte para, con ella, denunciar las injusticias de Latinoamérica en aquellos años de crisis.

Mercedes, quien estuvo en la isla en aquella jornada tan bien recordada y difícil de repetir de “Siete días con el pueblo”, supo acompañar mi tortuoso y difícil trayecto del fin de la adolescencia a la joven-adultez, si podemos llamarlo de alguna forma. Gracias a la colección de CD´s de mi papá, empecé a descubrir un mundo lleno de cigarras, caritos, mazas y -sobre todo- canciones.

Canciones que hablaban de una cosa pequeñita llamada Libertad y que arullaban sueños de revolución, en estos días cuando el nuevo orden prometido y esperado se hacía el esperado (valga la redundancia). Cuando vivir se convertía en una batalla diaria frente al mundo con un ejército de uno. Sí, creo que Mercedes supo tenderme una mano de aliento en mis días de rebelde sin causa.

Hoy la he vuelto a traer y vino con sus recuerdos. Los mismos de cuando mis ojos se desbordaron de agua de mar por rabia e impotencia. O de aquellos días cuando la Zona Colonial era mi segundo hogar y yo podía ser yo sin que nadie me coartara. No pude aguantarme la tentación y empecé a bailar. Sí, porque -como ya he dicho- su voz me inspira una confianza para lanzarme al vacío sin importar las consecuencias.

En particular, hay una canción que es la que me ha servido de bálsamo ante esta vorágine nostálgica. Es una cuya autoría debemos al inmenso Fito, pero cuyo sentimiento sólo ha podido ser interpretado a cabalidad por “Meche”: el título de esta canción lo encabeza el contrasentido de hoy: “Y dale alegría a mi corazón”.

En esta tarde de quimeras incenciadas, pido que la alegría, la misma a la que los integrantes de la Franja del “No” chileno cantaron, llegue a sus corazones, a sus mentes, a sus vidas. Es lo único que les pido, al menos hoy, y mi deseo más sincero en este fin de año.

Con esta canción, una copa de vino White Zinfandel y una lágrima que persigue la comisura de una sonrisa, despido este 2006. Tal vez mañana escriba el último post del año pero, al entrar en este fin de semana, la transición para mí ya se ha iniciado.

Sean felices. Yo lo estoy intentando.

Catarsis Catarsis.

“Y dale alegria, alegria a mi corazon
Es lo unico que te pido al menos hoy.
Y dale alegria, alegria a mi corazon
Y que se enciendan las luces de este amor.
Y ya veras
Como se transforma el aire del lugar,
Y ya, ya veras

que no necesitaremos nada mas.Y dale alegria, alegria a mi corazon
Que ayer no tuve un buen dia, por favor.
Y dale alegria, alegria a mi corazon
Que si me das alegria estoy mejor.

Y ya veras
Las sombras que aqui estuvieron no estaran
Y ya, ya veras

que no necesitaremos nada mas.Y dale alegria, alegria a mi corazon
Es lo unico que te pido al menos hoy.
Y dale alegria, alegria a mi corazon
Afuera se iran la pena y el dolor.

Y ya veras
Las sombras que aqui estuvieron no estaran
Y ya, ya veras
que no necesitaremos nada mas”.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”

About these ads

Un pensamiento en “Y dale alegría a mi corazón…

  1. Pingback: La Negra, inmortal « Catarsis Diaria

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s