El merengue… ¿morirá?

(En ocasión de celebrarse hoy el Día Nacional del Merengue, saco esta Catarsis del armario… ¡es que estaba cogiendo mucho polvo!) 

El Jeffrey es un cantante que -vaya donde vaya- llama la atención. En estos días, atrajo la mía por un comentario que hizo en un espectáculo popular en la ciudad de Santiago. Cuando le pidieron una gorra de cerveza Presidente que llevaba puesta, él pidió una bulla bien grande para “Cervecería Presidente” porque -y cito- “gracias a Cervecería Presidente el merengue no ha muerto”.

Esta frase me impactó mucho (lo suficiente como para hacer un comentario en esta Catarsis) porque, sobre todo desde los últimos años, se ha venido lloviendo mucho sobre el tema de la desaparición o no de nuestro ritmo autóctono.

Hemos visto iniciativas, como la de Jatnna Tavarez, en el sentido de ir mejorando la calidad de nuestras letras y de buscar nuevos interpretes (claro, siempre aparecen opositores como Rasputin que dicen que Jatnna no quiere realmente hacer nada por el ritmo sino simplemente ganar $$$ a costa de la eterna iniciativa) y hemos escuchado cantidad de “teoricos” hablando plepla en todos los medios de comunicacion.

Pues bueno, yo me voy a unir al coro, pero desde otra acera. Personalmente, estoy cansado con jota de que se este hablando sobre una supuesta “debacle” de nuestro genero nacional. Si valoro mucho la labor que Cerveceria Nacional Dominicana realiza en beneficio de nuestros artistas, porque al honrarlos se honra a si misma tambien, pero no creo que sea tan responsable de que, como dijo Jeffrey, “el merengue se mantenga vivo”.

Entrando en materia, no creo que el merengue vaya a morir. Todo en la vida pasa por una serie de procesos, en una constante evolucion. Igual sucede con las manifestaciones culturales, que son un reflejo de nuestra propia realidad.

Que en los ultimos años hayan aparecido una serie de grupos que hayan tomado elementos de otros generos y lo hayan integrado al merengue, en eso que han llamado “merengue de calle”, muchas veces con letras insulsas y bien dificiles de bailar por su excesiva rapidez, no quiere decir que se esta atentando fuertemente con el merengue.

Del mismo modo estoy tambien cansado con lo de que si la bachata va a reemplazarlo como ritmo nacional. La aceptacion que este genero ha tenido no solo a nivel nacional (donde dejo de ser un ritmo “de esquina”) sino tambien internacional es algo que se la ha ganado por si sola, innovando y mejorando su calidad. Pero dos ritmos pueden convivir en una isla -Puerto Rico puede dar testimonio de ello- y cada quien está en lo suyo.

¿Qué es lo que quiero decir? Muchos de los que están proclamando la “caída” del merengue y buscan autoproclamarse como “salvadores” del género, simplemente están aprovechándose de ese amor por lo suyo que tenemos los dominicanos para hacerse de un nombre y -por qué no- de algunos cheles por ello.

En resumen, el merengue no va a morir. No han muerto otros géneros musicales que han tenido momentos de baja, así que hay esperanzas. Mientras tanto, “bailemos un merengue que nunca más se acabe”.

Catarsis Catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

About these ads

4 pensamientos en “El merengue… ¿morirá?

  1. Pienso: el merengue era una danza de mala reputación; trujillo la llevó a los salones de baile de la “gente de sociedad”; cuando yo era niña (uuuuh) era la música que nos identificaba; johnny ventura la tornó agresiva en baile y en letras; wilfrido vargas la revolucionó e internacionalizó; en los 80′s (mediados) sólo se bailaba a fernando villalona, porque la regla era rubén blades; con fernandito y wilfrido despegaron un montón de gente, de los que hoy están establecidos: los rosario, quinito méndez, ruby pérez, el mismo jefry…. y un etcétera bien largo. entretanto, pasaron rubén blades y su salsa de protesta, la salsa erótica de los 90′s y otro ritmos que como entenderás ya me estoy poniendo demasiado vieja (cuando vengo a notarlos ya van pasando).
    todo lo anterior para exponer que el merengue se hizo parte del dominicano y con nosotros va a evolucionar.
    pd. hasta demostración en contrario.

  2. Más tarde verás, aquellos “autoproclamarse” como salvadores, publicitarse como ello y ganar dinero a costillas de “la supuesta salvación” del Merengue. Eso es lo que molesta.

    Seré cortante: ¡el Merengue no va a morir! Pena de cualquiera, que diga lo contrario.

  3. Pingback: ¿Necesitamos un monumento al Merengue? — Duarte101

  4. Saludos amigo.
    Te escribo porque me ha llamado poderosamente la atención esto que dices sobre el merengue. Estoy cien por ciento de acuerdo contigo.
    Pero faltó que dijeras lo siguiente: merengueros que en sus inicios dieron connotación de que harían algo que valiera la pena por el merengue (como es el caso del merenguero que mencionas en este trabajo) dejaron de lado el buen merengue para acomodarse a la moda el “merengue de calle”, prefirieron el facilismo, entonces son demagogos, como ese señor, porque no han hecho nada por enriquecer el ritmo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s