De dicotomías y pensamientos

Mi despertar a “Moulin Rouge” fue tardío. No fui a verla al cine y hasta dudé de un amigo cuando me dijo que le había gustado. Sin embargo, un día aproveché su presentación en el Cable y me senté a verla.

¿Que decirte? Me emocioné, demasiado. Era una mezcla extraña de música, pasiones, amor y otros sentimientos que siempre me han engrifado hasta la piel. Hubo, sin embargo, una escena que siempre me chocaba, y era precisamente cuando Zidler -interpretado por Jim Broadbent- le dice al personaje de Nicole Kidman, Satine, que debe de abandonar a Christian (Ewan McGregor) para evitar que lo mate el Duque.

Me llamó poderosamente la atención el como se presentaba una dualidad que, en otros aspectos, no tiene sentido. “Hazle daño para salvarlo” (Hurt him to save him).

Zidler:
send Christian away
only you can save him

Satine:
he’ll fight for me

Zidler:
yes, unless he believes you don’t love him

Satine:
what?

Zidler
you’re a great actress Satine
make him believe you don’t love him

Satine:
no!

Zidler:
use your talent to save him
hurt him, hurt him to save him
there is no other way
the show must go on, Satine
we’re creatures of the underworld
we can’t afford to love 

(Pueden escuchar un clip de audio de la película, junto con la interpretación de “The Show Must Go On” por aquí)

¿Ustedes que piensan? ¿Tiene sentido el hacer daño por un “bien superior”? Ese ha sido mi pensamento y lo que me tiene pensativo todo este domingo de Pascua. A ver si me ayudan a llegar a una conclusión.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”

About these ads

5 pensamientos en “De dicotomías y pensamientos

  1. Yo considero que no es necesario hacer mas daño que decir las cosas tal y cual son. Si desde un principio se dicen las cosas con sinceridad, se evitarían un sin números de complicaciones en la vida. No creo en el HERIR, para salvar. O al menos no en casos como este!!

  2. Bueno, ese análisis es digno de las dramones y las telenovelas . Christian no sabía que ella estaba enferma, ni que nunca se había acostado con el duque, pero aún así la amaba, y Satine creía que su vida peligraba. A veces una persona no entiende razones y tú debes alejarla de alguna manera, también a veces, años después te lo agradecen. Pero como dije esta mañana, la verdad siempre salva: hay que hablar, hay que hablar.

  3. Pingback: Elogio de la sinceridad « Catarsis Diaria

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s