Ataque y riposta

Ahora que estamos en Juegos Olímpicos y no terminamos de sudar la fiebre deportiva, es interesante el observar cómo algunos elementos del diario vivir pueden relacionarse con el deporte.

Como parte de mi participación como voluntario en los XIV Juegos Panamericanos, tuve un acercamiento hacia el que se ha convertido en mi más apasionado deporte: la esgrima.


Formé parte del grupo que iba todos los sábados a “tirar”, como decimos en el argot del deporte, y tal vez hubiese sido parte de la selección, con un poquito más de constancia. En mi caso, me asignaron de una vez a sable, tal vez por mi contextura física.

Pero no es de mi experiencia en esgrima que quiero hablar. Más bien voy a extrapolar algo de las reglas de este “deporte escénico” que puede aplicarse a nuestra vida.

Rápidamente. Cuando se produce un combate, la intención es hacer “contacto” en el adversario, siempre y cuando sea en las zonas válidas según el arma (espada, florete y sable).

No existen reglas sobre quien debe atacar primero, pero una vez el primer ataque se produce, quien lo hace DEBE ESPERAR la “riposta”. O sea, que el contrario le responda. Hasta que eso no ocurra NO PUEDE ATACAR porque entonces no sería válido el punto.

La metáfora para el diario vivir se convierte en casi obvia. Uno no puede andar por la vida solamente “atacando”, porque la “riposta” le va a llegar. Si usted “tira” mucho, no puede quejarse cuando la vida (o aquellos a quienes usted le ha “tirado”) le respondan.

Se parece a aquel principio newtoniano que establece que a toda acción se opone una reacción con la misma intensidad pero en sentido contrario.

“Cualquier semejanza con hechos reales, correrá por vuestra propia imaginación.
Fito Páez.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

About these ads

4 pensamientos en “Ataque y riposta

  1. Mira q interesante alexei no sabía de tu aficion por este deporte tan peculiar. Yo tengo una amiga q estudió en cuba la carrera de educación física con especialidad en esgrima, es buena.

    La relación que haces entre la vida diaria y el deporte no puede ser mas acertada.

  2. Si haces mal a alguien, algún día se revierte contra tuya.

    Por eso también decimos que todo lo malo que hagas aquí en la tierra…aquí lo pagas.

    Excelente comparación, Alexéi.

  3. Tambien es una ley espiritual: cosechamos tarde o temprano de la semilla que sembramos.

    En todo caso, solo tenemos que esperar para ver los resultados.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s