Piedras y palabras – #D9

img_3804

foto: Maricha Martínez Sosa

Una piedra en el camino pretendió enseñarme que nuestro destino era olvidar y olvidar…
(olvidaaaaar y olvidaaaar)
también dijo el presidente que no importa cómo se llegue Lo importante es gobernar.
(¿en serio? ¿Incluyendo un hoyito de nosecuantos millones a costa del pueblo?)
Andamos buscando piedras en la orilla, de la que llaman cayao, pa’ tirarle a los corruptos que todavía no han trancao.
Hoy el pueblo se congrega para decirle al presidente: “se me gastó la borra de tanto borrón y cuenta nueva, y ahora tú quieres que yo ponga de mi cuarto pa comprarte otra”
Y e fácil? ¿Donde se ha visto que sobre una mesa sucia se tiende un mantel limpio?
¿ borrón y cuenta nueva? El palo dao nadie lo quita ¡manos a la piedra para ver si se les va la ceguera!
Aserrín aserrán el pueblo pide pan y es palo lo que le dan
Aserrín aserrán el pueblo pide protección y les llueven balas por motón
Aserrín aserrán este grupito cree que no va a marear
Aserrín aserrán este grupito cree que nos puede engañar
Mientas tanto, las consignas dicen “mataron uno mataron dos si nos descuidamos ay ay ay nos matan a to”
Si no hay justicia hay piedras. Si no hay castigo hay piedras. Si no los trancan habrán piedras. Piedras! Piedras, que el pasado no se borra ni con cemento ni con discursos!
Y así se atreve a decir “No tiren piedras hacia atrás”. Sino pa’ lante por el camino que van… y en el precipicio nos juntamos
¿Tirar piedras al pasado? ¿tirar piedras hacia atrás? Solo para coger un poquito impulso. Pa tirarle piedras a los corruptos no tenemos miedo ¡si todo corrupto es pendejo!
Uno a uno somos granos de arena y todos nos vamos a juntar para ser una piedra grande que rompa la impunidad
si aquellos creen que las protestas van a terminar, ¡se guayaron! Hemos aguantado demasiado, ya no nos vamos a cansar. Porque pa’ arreglar tus vicios de corrupción el pueblo se pone en acción. ¿ve qué lo que?
Aunque nos quieran reprimir y nos insulten desde sus podios y sus programas matutinos de embajadores incumplidores, nos vamos a seguir moviendo contra la impunidad. A tó estos corruptos malos los tenemos que trancar.
Y en fin, que de verdad en verdad les digo… Las piedras son mudas. lo escuchan todo, pero si nos callamos ellas van a gritar. Y gritan que si no hay justicia, ¡piedras!

(texto escrito en un ejercicio de “creaturgia” con Loraine Ferrand, actriz y escritora cuyo trabajo he admirado de tiempos inmemoriales. leído en la manifestación del #D9 como parte de la participación de los activos culturales que hemos estado en esta lucha desde nuestras esquinas)

La hora de las piedras – #D9

img_3829

foto: Maricha Martínez Sosa

En el medio del camino hay una piedra,
remanente atómico del pasado cenizas.
Una piedra que desde los podios presidenciales llaman a convertir en ladrillos.
Nos invitan a callar esta sedición indignada
a no golpear con nuestras piedras la fauna política de esta jungla de payasos en el poder.
Entre tanto,
vuelan palabras ácidas de embajadores que no justifican su salario,
el agorero reclamo de silenciar un despertar que debió ser hace milenios.
Quieren que llueva muerte sobre el amanecer a la ofensiva
pero ese silencio que nos piden es más tóxico que el rockash.
En el medio del camino, a lo largo de esta senda
nos han llovido piedras para mochar nuestro reclamo de justicia.
Granizo de balas y gas pimienta,
escollos morales entre comillados para descalificar reclamos.
Pero en el camino hay otras piedras,
las que vuelan en la UASD contra los gendarmes
que el poder miedoso envía a defender sus intereses,
las que al chocar hacen chispa y prenden candela
contra el olvido cruel, hipócrita y perverso
palabras que disparamos como peñones para impactar en las cabezas
de quienes hacen oídos sordos ante el clamor del pueblo.
No, señor presidente,
la borra se me ha gastado de tanto borrón y cuenta nueva
no hay más dinero para pagarles otra
Ya no cogemos esa. No más promesas incumplidas
¡Hagamos barricada contra los fantasmas de la corrupción, la impunidad y el clientelismo!
Frente a la mudez que nos quieren vender, respondemos con piedras
Frente al olvido piedras
Frente al silencio piedras
Frente al pasado que nos convida la amnesia aún más piedras.
Fuego rocoso graneado reventando los cristales de su impunidad forzada
¡Manos a la piedra!, ¡Fuá! ¡Fuá! ¡Fuá!
Manos a la lucha, manos a una resistencia desde los barrios a los residenciales
la máquina del tiempo lleva años esperando por nosotros
y esta es,
¡esta es!
la hora de las piedras.

(texto leído durante la manifestación del #D9 contra la corrupción y la impunidad, como parte de la participación de los activos culturales que estamos integrados a esta lucha)

“Piedras (de la serie #YoSoyMemoria)” – performanceando para despedir el 2012

429394_4593201984698_1933599415_n

“Un pasito para atrás

ay, que miedo que me da

porque ya yo me olvidé

donde puse el otro pie”

María Elena Walsh.

 Como artista, como escritor y como ente pensante de una sociedad en constante ebullición, no puedo quedarme callado ante las situaciones por las que están atravesando nuestro país y el resto del planeta.

Al igual que muchos otros dominicanos, fue grande mi sorpresa y aún mayor mi indignación al escuchar al presidente dominicano, Danilo Medina, expresar en la parte final de su discurso con motivo de sus primeros cien días de gobierno: “no debemos tirar pedradas hacia el pasado”, en una referencia tácita a los reclamos de justicia ante la corrupción y la impunidad del gobierno anterior.

Para los dominicanos, tales frases fueron un sinónimo de “borrón y cuenta nueva”, un concepto que implica olvidar los delitos de las pasadas administraciones y empezar de cero. Sigue leyendo