Situaciones incómodas en el día a día

parqueomall

Tengo meses queriendo meterle mano al tema del servicio al cliente y las relaciones entre los usuarios de determinados servicios. El pasado sábado (8 de marzo, by the way) me sucedió algo que terminó de convencerme de sentarme a escribir. Me ahorraré el nombre del centro comercial en esta porque mi idea no es generar represalias… al menos no ahora. Sigue leyendo

Tuvo que ocurrir una tragedia

foto: 7dias.com.do

foto: 7dias.com.do

Imaginen que tienen entre sus manos una bomba con una mecha bien larga, pero encendida. Tarde o temprano la susodicha va a explotar y alguien saldrá herido o muerto. En el caso que nos ocupa, la bomba explotó antes que nuestras autoridades siquiera imaginaran tomar cartas en el asunto y ya tuvo una víctima fatal.

La metáfora aplica para el tema de los “limpia vidrios” y -en general- a la situación que ocurre a diario en las principales esquinas en la zona metropolitana de República Dominicana (Distrito Nacional y Provincia Santo Domingo). Tuvo que ocurrir lo evitable para que todos tengamos que voltear la cara hacia ese problema. Tuvo que explotar la bomba. Tuvo alguien que matar a alguien para que el status quo “se diera cuenta” de algo que tenían en sus propias narices. Sigue leyendo

Contestando a Mairobi Herrera #PensandoEnPerformance

Alexéi Tellerías con la colaboración de Irene Loughlin. "Carta de Ruta". Festival Internacional de Performance Independence Dom 2013.

Alexéi Tellerías con la colaboración de Irene Loughlin. “Carta de Ruta”. Festival Internacional de Performance Independence Dom 2013.

Mairobi Herrera me pregunta: “¿para qué sirve una performance?” y se disculpa de antemano por si la pregunta puede sonar ofensiva para alguien que trabaja la disciplina como parte de su visión del arte. Luego me pregunta qué sucede con la pieza una vez realizada.

Las preguntas (hechas en privado) me parecieron lo suficientemente mortificadoras para una respuesta que, al hacer pública, me permita continuar mis propias reflexiones sobre la performance (algo así como cuando usé el hashtag #pensandoenperformance ) en Twitter para comentarios más o moenos similares.

Sin quererlo, la cuestionante se emparenta con una muy similar en el plano literario: ¿para qué sirve la poesía? La verdad es que si le buscamos una utilidad dentro del concepto mercantilista-materialista pues no la tiene, y en eso radica su mayor valor: en la ausencia de valor. Sigue leyendo

Algunas reflexiones sobre la #27Bienal

logo27bienal

Voy a recibir mucho fuego por lo que ustedes están a punto de leer. Por arriba y por abajo, como la arepa.

Algunos dirán que es una vergüenza que emita estas consideraciones, otros que acusarán de vago por haberle dado “tanta cabeza” a esto y unos cuantos que al cuarto párrafo se hastiarán y no se tomarán el tiempo de leer todo y mucho menos de contra-argumentar ni debatir, limitándose simplemente a llamarme “boñiga”.

Estoy consciente de lo que estoy haciendo y –sobre todo- por qué lo hago (no en vano siempre recuerdo al final que “esta es mi verdad y con mi vida la defiendo”).

Faltaría a un compromiso conmigo mismo si no plasmo todas estas consideraciones aquí (me había prometido no escribir al respecto, pero me provocaron).

El debate (con argumentos y con altura) está más que bienvenido en los comentarios.

Vamo´ arriba. Sigue leyendo

Quería escribir algo…

…y se me borró. El “rant” en lugar de Catarsis se queda en mi subconsciente, pero sólo diré estas palabras:

“Quien me engaña una vez, sinverguenza es,

quien me engaña dos, sinverguenza yo”.

Increible que una entidad que está llamada a representarme haga esas sinverguenzadas tan grandes.

Catarsis Catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

 

(Esto debió publicarse en abril del 2007… y todavía sigo pensando lo mismo del Colegio Dominicano de Periodistas).

Del patrullaje militar o cuando la desesperación hace trinchera

patrullaje-militar

La foto es de NoticiasSIN.com

Muchos de ustedes saben que vivo en San Carlos, en una de las avenidas que hace frontera con Villa Consuelo (la 27 de Febrero). La zona no es el paraiso de la seguridad (de hecho, he tenido encuentros directos con la delincuencia en forma de robos y atracos un par de veces) así que ya he ido aprendiendo a tener los ojos bien abiertos (incluyendo los ojos de la intuición) cada vez que salgo o llego (sobre todo principalmente si es de noche). Sigue leyendo

De PROFAMILIA y la demanda…

profamilia2

No es mi intención patear al muerto ni hacer leña del árbol caído, ahora que la Justicia dominicana se ha manifestado a favor de la campaña de Profamilia frente al recurso de amparo interpuesto contra su campaña “Conoce, actúa exige” por parte del Arzobispado de Santo Domingo a través de su pastoral de vida y familia.

No.

Solo quiero hacer un par de puntualizaciones que tenía pendiente hacer pero el quehacer diario (más ahora que estoy viviendo como hombre casado) no me han dejado desarrollar. Sigue leyendo

Reivindicación beisbolera. ¡Vamos Dominicana!

teamrdwbc

 

En 2009 yo estuve lo que se dice muy quillado con el equipo dominicano en el Clásico Mundial de Béisbol. Y así mismo lo externé en este blog. Un equipo sin motivación, que se atrevieron a cometer fallas graves de indisciplina… merecía la verguenza de perder frente a un equipo por quien nadie apostaba y no pasar siquiera la primera ronda.  Sigue leyendo

Periodismo no es (ni debe significar) patente de corso

Palacio-Nacional-interior1

(A Mabel Lemoniel, con mi solidaridad)

Amo mi profesión. Tal vez por eso es que he decidido reintegrarme “full time” a la Universidad para sacar mi título. Confieso que me metí a la carrera más que nada pensando en una forma de ganarme la vida con las palabras dado mi amor por la literatura, pero al final mi pasión por la información y la memoria ha equilibrado. En fin…

La cuestión es que todo lo vinculado al periodismo y a la libertad de expresión también es parte de mi lucha. No en vano las actividades de cada 17 de marzo, aniversario del vil y cobarde asesinato de Orlando Martínez, hicieron mella en mi corazón de niño, allá por 1987. Sigue leyendo

7 años

Las cosas son muy distintas al 17 de marzo del 2005, cuando yo era un pasante en el Listín Diario con la mente preñada de ideas. Aún sigo soñando, pero con los pies más en la tierra. Ya no estoy en el Listín, ni tampoco este blog es una bitácora de mis experiencias periodísticas (el cambio es lo más constante en nosotros seres humanos) y Catarsis ha estado ahí siempre. Hoy apagamos siete velitas y seguimos asumiendo este compromiso con la/mi verdad. Ese mismo con el que firmo mis notas. Sin poses. Sin escándalos. Sin mentir. Mi blog cumple siete años, justo en el aniversario de la muerte de Orlando Martinez (y confieso que no fue a propósito que lo inicié ese día, simplemente coincidieron las fechas). Ha sido mucho lo que se ha escrito, reflexionado, gritado y pensado en esta bitácora… y no puedo esperar a los próximos años. Gracias a todos ustedes por acompañarme en este viaje. Les prometo que seguimos.

¡Catarsis, catarsis!

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.