Desubicatus sapiens

Cualquier día en el “Decano“. Mientras llego a recepción e inicio mi ritual clásico de buscar dentro de la mochila el carnet para que Jesús me de el “legal y visible” y no me impida entrar, las muchachas me enseñan una solicitud de empleo que dejaron en la puerta. Específicamente, llaman mi atención hacia donde dice “Fecha”. La ocurrencia, un tanto desubicada, provocó la primera carcajada del día y motivó a despertar a “Niky” de su séptimo sueño para ponerla a trabajar temprano.

Aunque, pensándolo bien, tenía razón quien fuese que escribió esto, no?

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

“Y yo, no voy a salir?”

Curioso el hecho de que nos encanta que nos tomen fotos, aunque nunca las vayamos a ver. Cuando, hace un par de años bien cómodos, me tocó ir a Cotuí con mis compañeras y compañeros de Fotoperiodismo 2 de la clase del profesor Agustín Cortés, reparé en el detalle de que los niños se desvivían por ello. “Tírame una foto”. En esta semana, al realizar un recorrido fotográfico para realizar este reportaje, uno de los que atendía la venta frente al edificio “In Tempo”, me preguntó -mientras tomaba las fotos- “y yo, no voy a salir?”. Me reí. El pana se acercó a un grupo de conos multicoloridos, Biblia en mano. Le apunté con Niky y el resto -como dicen- es historia detenida para la posteridad. Yo sabía que la foto no iba a salir en el periódico, pero en ese momento sabía que tenía una historia perfecta para compartirla en “La vida en fotos”. Si lo ven por la calle en la Churchill casi esquina Gustavo Mejía Ricart, díganle que lo vieron en Internet.

Con la máscara de Guy Fawkes

Remember, remember the Fifth of November/The Gunpowder Treason and Plot/ I know of no reason Why the Gunpowder Treason/Should ever be forgot. Sí, la mayoría la conoce como la máscara de “V” en “V for Vendetta“. Mi afición por la película (aunque confieso que me encantaría conseguir la novela gráfica original) me permitió saber que el personaje real de la máscara es Guy Fawkes, aspecto que sirvió de acercamiento a su historia y significado. Tal vez por eso es que el relato de este justiciero radical con tintes de anarquista me encanta cada día más. Si bien hoy no es Halloween, celebro este día vistiéndome tras máscara (la misma que empleo en la Noche Lunática) para recordar esta fecha, al igual que el año pasado. Gracias a Themys por haber dotado de rostro al guardián de las sombras, que tanto coincide con la tradición cinematográfica tras este personaje.

Familia es familia

… y cariño es cariño, dice Blades. Una de las ventajas de que la Feria Regional del Libro haya sido en la “culta, olímpica y carnavalesca”, es que -aparte de todo- la ciudad dormida en el Valle es también mi cuna materna. Bueno, más bien la cuna de mi madre (hi, mom!). Y entonces uno se inventa tirarse para allá par de días y reencontrarse con la familia para revivir nuestros años de infancia y temprana adolescencia. Y aquí estamos nosotros, los 3 contemporáneos de la 2da generación de los primos “Díaz Solís”, reunidos después de… quien sabe cuanto tiempo. De izquierda a derecha Johnattan, quien escribe estas líneas y Fausto. Valga la nota familiar y vaya también el saludo -a través de esta- a toda la familia que me lee desde el silencio. Igual, desde el silencio, se les agradece el privilegio de su lectura.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

Desde chiquitico…

Ayer, en el tour de Aguiluchos.com al “Valle de la Muerte” (a.k.a. Estadio Cibao) contemplé esta imagen en el autobus en que viajaba. Es el hijo de Johnny, uno de los muchachos del staff. Me dió un acceso de ternura y me vino a la mente aquella canción de Diómedes y el grupo Mio que dice “Dígaselo a Dios, dígaselo a Cristo, yo soy aguilucho, desde chiquitico”.

No tomé muchas fotos, pero sí grabé algunos videos, que ahora mismo estoy subiendo a Youtube. Luego los colocaré por esta vía… mis primeros experimentos en Video-blogging. Catarsis, catarsis.

¡Qué metal!

Y pues, a la usanza de mis viejos días cuando yo nada más utilizaba ropa negra como un “fashion statement”, me tocó posar para el trabajo de las tribus urbanas de mi siempre bien querida Li. Bueno, siendo honestos, yo me ofrecí y ella no tuvo problema. Me acompañaron en esta oportunidad su hermana Lisa, Anacel (Lisa´s best friend), Omar y Memo… algo así como que todo quedó en familia.

Aprovecho y les dejo por aquí la sesión completa de MIS fotos… (¡qué ego!) así de paso me tripean un chin mi nuevo look. Ya ayer me reconcilié con mi peluquero (¡ja!-¡ja! Pero esa es otra historia) y me le dio cierto arreglo a la barba, así que ya no está así, pero… ¡gócenselas!

Tremenda… ejem… personalidad

plaza lama

¿Se han dado una vuelta ultimamente por Plaza Lama? Desde hace unos meses han llamado mi atención estos maniquies cuya… ejem… protuberante personalidad salta a la vista de todos y todas los clientes. Por un lado me parece interesante que en Lama le esten dando cabida a tallas mas grandes que las normales 90 60 90, pero por otro lado… ¿no se habran pasado un chin de la raya? ¡Disfrutenlas!

Los “sobrevivientes”

Esta fotografía perdió actualidad hace un par de meses, cuando Nova se fue para El Caribe. Sin embargo, la publico aquí en homenaje a ese grupo de la pasantía de la UASD en el 2005 del cual formamos parte (Nova y yo en el primer grupo, Li en el segundo). Hace tres años ya, quién lo diría. Nos la tomamos durante el recibimiento de la tercera generación de “Periodistas por un año”, todos presa de esa sensación de nostalgia y felicidad.