Atlas ferial, mapa literario de la FILSD2014

filcatarsis

Ya que puedo, les cuento. En los preparativos de la XVII Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2014, me contactaron los amigos y compañeros apalabrados Pedro Antonio Valdéz y Romina Bayo para consultar mi disponibilidad respecto a un proyecto que tenían. En efecto, la idea era elaborar un libro tipo “quien es quien en la Feria del Libro” pero ir más allá de lo meramente biográfico y crear toda una experiencia para los escritores, expositores internacionales y público vinculado al ambiente ferial. Me preguntaron si yo quería participar en calidad de redactor.

Así empezó mi vínculo con este “Atlas ferial”, libro que inicia una nueva tradición dentro de las muchas que la Feria se digna en poseer y que fue presentado formalmente el pasado 4 de mayo en el pabellón Libro-Cocina de la FIL. La foto que acompaña este post muestra un momento del acto, y ahí vemos a Romina junto al sus que habla y Daniel Mordzinski (“el fotógrafo de los escritores”, que aportó varias de las fotografías presentes en el libro) y Armando Rivera, editor guatemalteco cuya colaboración también logró el resultado final. Entre Romina y Daniel está Pilar Aristy, conductora de las actividades en Libro Cocina.

¿Por qué les cuento todo esto? Sencillo… porque, previa autorización, en los próximos días voy a ir colocándoles las entrevistas que me correspondió hacer y algunas otras reseñas que salieron bajo mi firma. En el caso de las entrevistas, las publicaré en su versión completa, sin editar, aprovechando la libertad de espacio que me da Internet, lo cual ofrece una ventaja frente al texto impreso (que en cualquier momento sale en versión digital, para que todos puedan apreciar lo precioso del resultado final).

Así que, pues, esperen en los próximos días, junto a la “programación regular” de esta Catarsis Diaria, mis colaboraciones para el Atlas Ferial de la FIL Santo Domingo 2014, esperando con ansias el año que viene para seguir ofreciendo mi pluma al servicio del principal evento cultural de nuestros dos tercios de isla.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

Reflexiones sobre la “protesta” de hoy en la 27 de febrero

catarsisprotesta

No creo que haya habido otro tema de conversación en Santo Domingo y zonas aledañas que el del “suceso” de esta mañana. Un grupo de choferes de la ruta 27 de febrero interrumpieron el tránsito en una de las principales avenidas de la ciudad (que la atraviesa de oeste a este y viceversa) a la altura del paso a desnivel de la Máximo Gómez.

¿La razón? Alegan que la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) les impide utilizar los elevados de “la 27″ alegando que la ruta expreso que ellos crearon no está permitida y que, por consiguiente, no pueden subirse a los viaductos.

No hay que ir muy lejos para ver las reacciones que ha tenido esta acción sorpresiva de los llamados “padres de familia” (excusa muy frecuentemente utilizada en ErreDé para violar cualquier disposición porque “yo soy un padre de familia y tengo que buscarle la comida a mis hijos). Facebook y Twitter han estado llenos de todo tipo de deseos hacia los choferes, y ninguno de ellos en su beneficio.

No voy a ser abogado del diablo pero las cosas hay que verlas en su contexto. De primera vista hay que señalar que esta acción (que no es la primera vez que la hacen en la misma esquina) está por demás equivocada: afecta al mismo pueblo que ellos dicen defender y les crea una opinión pública COMPLETAMENTE desfavorable que ahora mismo está pidiendo sus cabezas, o al menos el cumplimiento de la ley…

Las acciones de este tipo siempre deben verse como el último recurso y recurrir a ellas cuando el diálogo se agotó. No recuerdo haber escuchado a los dirigentes choferiles hacer protestas frente al edificio de AMET o de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (organismo rector de las rutas del transporte) ¿o sí?

Para colmo, las consecuencias de estos actos no las pagará nadie más que el pueblo llano. AMET no detendrá a los organizadores, ni pondrá sanciones ejemplares, tal vez buscando que esto ocurra por tercera vez. La OTTT tampoco hará nada y uno se quedará con esa rabia que produce la impotencia.

Por otro lado, es menester pensar en la situación que causó esta “protesta”: la cantidad de gente que necesita trasladarse rápidamente por la 27 de febrero para llegar a sus lugares de trabajo. No hay planes por ahora de un metro en la Kennedy. ¿Por qué no crear líneas expreso que sean realmente efectivas? Obviamente OMSA no ha podido funcionar y las guaguas viven haciendo una competencia por quién se detiene más recogiendo pasajeros. ¿Qué daño hacen al transporte las rutas expreso?

Dejo las preguntas en el aire.

Mientras tanto, sepan los “dirigentes choferiles” que con protestas así no van a llegar a ninguna parte.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”. 

Los besos: ¿mal ejemplo para los niños?

catarsisbesos

(Conviene decir antes de iniciar que esto no persigue denigrar ni echar tierra contra el Museo de Arte Moderno, un espacio abierto a todas las manifestaciones del arte contemporáneo en donde he tenido la oportunidad de ver y participar de eventos culturales sin cabida a censuras de ningún tipo. Hecha la salvedad, empecemos)

Escribo estas líneas pensando en una frase adjudicada a John Lennon: “Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor, mientras la violencia se practica a plena luz del día”.

Luego me llega otro fragmento de “Bebo despacio los caminos de tu piel”, tema de Claudio Cohén que se ha vuelto inmortal en la voz de Patricia Pereyra: “Sólo el amor nos rescatará”, y pienso “lástima que el amor sea tan mal visto por tanta gente…” Sigue leyendo

April 28th, 1965 #YoSoyMemoria

april28thcatarsis

 

Son las tres de la tarde in old Santo Domingo,
Una sombra camouflage descansa en lo alto de Molinos Dominicanos.
Poco importa que se llame Douglas Lucas
o que haya nacido en Indiana, Nashville o Wisconsin.
Son incontables las tumbas en su espalda
su mira telescópica está hambrienta de comunistas.
Otros cielos le han visto accionar su AR-15,
las montañas de Tel Aviv, los fangos de Korea,
las torres de Guantánamo, los techos de Langley.
El reloj no avanza.
En estos días no se fabrica harina
sino muerte,
y las panaderías son almacenes de hambre
para el ejército de Caamaño.

Fragmento de “Nineteen sixty five”.

 

No quería dejar pasar la fecha de hoy sin recordar que un 28 de abril los Estados Unidos se “metieron” en una contienda civil casi resuelta para apoyar el lado opresor.

¡Que jamás se nos olvide!

 

Catarsis, catarsis.


“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

A 49 años de Abril 1965 #YoSoyMemoria

catarsis24abril

Hoy se conmemoran 49 años del alzamiento armado cívico-militar que desencadenó en la oprobiosa 2da intervención norteamericana de 1965. Eran tiempos convulsos en el panorama mundial: Los Estados Unidos luchando por evitar que “La amenaza comunista” se propagase por el planeta y los dominicanos peleando por el retorno a la democracia que le fue arrebatada en septiembre de 1963. No tenemos que entrar en detalles ahora mismo porque para eso hay libros y documentales y muchos testimonios. Hoy, a 49 años, quiero reivindicar la labor del Frente Cultural, aquella pléyade de artistas que acudió al llamado de la patria y la soberanía mancillada. Es famoso el libro “Pueblo, Sangre y Canto”, publicado en medio de la “Guerra de Abril”, y de ese libro (que puede ser leido en PDF aquí) les comparto este poema de René del Risco Bermúdez que me ha impactado tanto.

Catarsis catarsis. Tras el salto, el poema. Sigue leyendo

5 recomendaciones en el #DiaDelLibro

catarsisrecomendaciones

Pues bien. Hoy es día de Sant Jordi, fecha que también es conmemorada como Día Internacional del Libro. Y como periodista/escritor/pana que se guilla de lector, no quiero dejar pasar la fecha sin compartirles algo vinculado al libro y la lectura.

Así las cosas, en algún momento del año pasado, el autor peruano Martín Zúñiga me pidió cinco recomendaciones para publicarlas en el periódico Letra Cierta. Aprovecho la fecha de hoy para compartírselas.  Aquí van. Sigue leyendo

¡Hasta siempre, Sonia Silvestre!

soniacatarsis

No recuerdo exactamente cuando fue la primera vez que la escuché. Está en mis principales recuerdos de infancia. Con su cabellera rebelde y su potente voz en el Show del Mediodía o en Sábado de Corporán.

Eran los tiempos de “Corazón de Vellonera” y “Mi guachimán”, composiciones con las que Luis Días inventó el “tecnoamargue”. Y Sonia fue la voz que le dio voz (valga la cacofonía) a todo aquello.

Mi memoria registra como la primera vez que la vi en vivo el concierto “Un mañana para todos”, en 1993, cuando Sebastian del Caribe lanzó el Club UNITE. Entre todas las canciones que cantó el pool de artistas (Maridalia, María Cordero, Jazmín Objío, Frank Ceara, José Antonio Rodríguez, Víctor Víctor y Manuel Jiménez) yo recuerdo a Sonia con una excelente versión de “Sueño de una noche de verano” de Silvio.

Todavía hoy cuando escucho “Si capturo al culpable de tanto desastre/lo va a lamentar/lo va a lamentar”, lo hago con su voz.

Meses después, en ese mismo año, Sonia participó en la producción de “El Libro de la Selva” que hicieron Patricia Ascuasiati y Gracielina Olivero en el Teatro Nacional. No recuerdo bien cual personaje hizo pero sí recuerdo claramente la canción principal, que era la de advertir a todos los animales de la selva que Shere Khan, el tigre, venía en busca de Mougly, el cachorro humano.

Para ese entonces mi madre estaba casada con el papá de Patricia y, por cosas de la vida, la fiesta final luego de la última función se hizo en mi casa. Y allá fue Sonia, junto con todo el elenco (entre los cuales estaba Tony Almont y Domingo Villalona junto con Roy Tabaré, entre otros).

Recuerdo que me sentí super mega honradísimo de saberla en mi casa.

Crecí y seguí viendo a Sonia en varios lugares, en varios espacios y conciertos. En algún momento pensé en acercarme para bromear con el hecho de que el colectivo literario “El Arañazo” pudo haber sido influenciado inconscientemente por su interpretación de “Si pienso en nuestras canciones” (que todo el mundo llama “El arañazo”) pero la oportunidad no se dio.

No estábamos preparados para su partida física. Nunca lo estamos, pero en el caso de Sonia, cuando figuras de su tamaño deciden ausentarse de nuestro plano, el asunto duele con mayor fuerza e intensidad.

En algunos minutos su cuerpo estará reposando en el Cementerio Nacional de la Máximo Gómez. Yo, desde este cielo tan irónicamente soleado, celebro su vida y su legado. Así la mantendré viva en mi corazón, al igual que quienes siempre la valoramos y reconocimos.

Que descanse en paz.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.