Apagando nueve velitas

catarsisnueve

 

El destino quiso que las fechas coincidieran: No fue intencional. Justo en el día que conmemoramos los periodistas dominicanos el vil asesinato de Orlando Martínez por las fauces balagueristas, nació Catarsis Diaria. El propagador de mi verdad y de las verdades que están cerca de las que yo defiendo. No quiero dejar pasar estos nueve años sin darles las gracias a todos los que de una forma han sido parte de esta historia. Mal que bien, esta catarsis continua.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad y con mi vida la defiendo”. 

Movimiento, movimiento…

Hay mucho que decir. Estoy escribiendo para ver si recupero el ritmo. Sirvan estas líneas para manifestar que reconozco mi ausencia por estos predios. No, las catarsis aún no se cierran. Mientras tanto, gracias a todxs por su seguimiento. Les aprecio muchísimo.

Con ustedes la @PayasaAgapita

En este viernes quiero presentarles a una amiga desde la vecina Isla del Encanto. A mí me encanta referirme a ella por su nombre artístico y el real, así que diré que ella es, al mismo tiempo, Bianca Estrada y la Payasa Agapita.

Nos conocimos cuando ella entró a mi blog buscando información sobre la blogósfera o sobre otros temas (hace un par de meses encontré su primer comentario) y luego los nudos de las redes sociales nos han seguido hermanando (Facebook, Twitter, etcétera).

En estas últimas semanas he estado prestándole mucha atención a su blog, en el que trata varios temas desde una perspectiva… esteeem… ¿seria?… bueno, digamos que no tan graciosa como cuando le toca ser Agapita. Y me ha encantado su estilo de escribir historias, además de sus artículos sobre sus ocurrencias cuando le toca trabajar, como cuando tuvo sus cinco minutos de fama en Carolina. Otra cosa, ¡sus “cuentos reinventados” son tremendos!)

No tengo que decir que Bianc… ahem, Agapita, está muy atenta a Social Media: cuenta con un fanpage, un usuario de twitter y otro de youtube, donde puede vérsela muy contenta bailando el culiquitaca de Toño Rosario. Un caso muy interesante de promoción en redes sociales en el cual pueden (¡DEBEN!) verse reflejados sus colegas.

Denle un vistazo, estoy seguro que, como dice aquella canción de “Bienvenidos”:

“¡Y se divertirán!”

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

Léase en Nueva York

Si me sigues en Twitter, o eres uno de mis contactos en Facebook, sabrás que desde ayer estoy en territorio estadounidense, como parte del “big tour 2010″ (o participando en el “Editors day” de APC by Schneider). El asunto es que, como parte de este periplo breve, aprovecharé para pasar unos cuantos días en Nueva York. Y, bueno… si me lees, si me conoces, si no me conoces pero te interesaría, si quieres hacer coro, si no tienes nada más que hacer, pues su presencia es requerida en “The Great New York takeover” este sábado en Parrilla Steak House.

La dirección? En 3920 Broadway, entre 164 y 165. Vengan, vamos a hacer coro!

(Cómo llegar? Encontré este mapa que puede ayudar un chin)

Cinco años en Catarsis

Haciendo una paráfrasis del tema de New Page, “No ha sido ni un mes ni dos…” han sido cinco años “lloviendo tinta y sangre a raudales”. Desde aquel primer día en que, sentado en el mismo lugar desde donde hoy digito estas líneas, me decidí a retomar mis andanzas en la escritura digital, desde un enfoque más propio y personal.

Estos cinco años marcan también igual período en el periodismo escrito. Mirar en retrospectiva y extrañarse (en primer lugar) por el tiempo transcurrido con aquella frase de “¡caramba, como pasa el tiempo!” se hizo mandatorio. Luego abrí las páginas del pasado y me reí con cada estación de mi vida plasmada en esta Catarsis. Y reflexioné mucho. Pensé en ustedes, los que me leen desde siempre y desde hace poco, quienes se fueron y quienes retornan. Gente que ha compartido esta casita con sus comentarios y que se ha hecho parte de mi accionar. Gente a la que siento muy cercana a mí con cada palabra.

Hay mucho que contar. Desde el momento en que hice mía aquella frase de “Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”, hasta las distintas etapas de esta bitácora. Los talleres impartidos, las actividades participadas, las Ferias del Libro, los viajes al exterior y el compartir experiencias en general. Catarsis siempre ha estado ahí, y espero que esté por un tiempo más.

Así que aquí estamos. Un año más. El primer lustro. La media década. Cinco años.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

Algo de ego no hace daño

For example, I had a conversation with Alexei Tellerias, who writes for the daily newspaper Listin Diario. Alexei is the model of a journalist who makes extensive use of social media. After our interview, we connected via Twitter and I checked out his popular blog Catarsis Diaria (although I do not read Spanish).

David Meerman Scott, autor de varios libros sobre Web 2.0, marketing y relaciones públicas, hablando sobre una entrevista que le hicimos para el Listín Diario, y que saldrá próximamente.

4to aniversario de Catarsis Diaria

Uno de los logos anteriores del blog, creado por Joan Guerrero

Uno de los logos anteriores del blog, creado por Joan Guerrero

Esto no pretende ser un “blog clásico”, donde se ventilen todas las emociones, los sentimientos y cualquier estupidez que le salga a uno de la cabeza. Este blog, como su título indica, será un relato diario (o cuando me nazca de los cojones) de algunas cosas que me están sucediendo y que valga la pena compartir (es que es duro enviarle el mismo email a 10 personas!). El carácter de esta “Catarsis Diaria” es meramente informativo. No menos puede esperarse de alguien que ve sus dias pasar en una fría redacción de paredes color rosado con luces fosforescentes apuntándolo. No esperen ver aquí rabietas ni chismes (aunque, then again, eso es parte de nuestras vidas).

Este es un fragmento del primer post, “Introito” de esta Catarsis. Mirándolo hoy, sólo me resta decir: “Qué ironía…

Sigue leyendo

Arrancamos hoy

Bueno, formalmente las actividades se inician mañana. Pero es hoy a las 7 de la noche (hora dominicana -o, siendo sinceros, la hora del Presidente-) cuando está llamado a iniciarse el evento cultural más importante de nuestra media isla y “el más grande del Caribe”, como nos gusta decir a nosotros. Bueno… ¡es que la Feria del Libro es realmente grande!

Durante estas dos semanas yo no me voy a pertenecer. Estaré entre los afanes de Coordinación (junto con Iamdra) del Pabellón Juvenil, mi trabajo como “periodista especializado” del Listín por tercer año consecutivo (¡toda una hazaña), la juntadera con escritores y amigos que vienen cada año y otras actividades con gente muy querida para mi corazón.

Sigue leyendo