Para que no se nos olvide

Un día como hoy de 1863, nos volvimos a llamar

DOMINICANOS.

En días como este, es bueno recordar, aunque sea para incomodarnos más con nuestro estado de cosas vigente, el canto de Reyes y Prud´Homme, específicamente la estrofa que reza:

«Compatriotas, mostremos erguida
nuestra frente orgullosa de hoy más
que Quisqueya será destruida
pero sierva de nuevo, ¡Jamás!»

Quiera Dios (o quien sea!) que las nuevas autoridades que asumen hoy, asuman definitivamente que van a servirle a sus electores, no a servirse ellos con cuchara grande. Es mi única petición como regalo de 16 de agosto.

…Bueno tengo otras peticiones, pero esas no se mencionan por aquí (chiste malo). Lo que sí se me ocurrió, a partir de un post que ví en el blog de Bracuta, fue una especie de manifestación de bloggers, pero eso voy a trabajarlo con un pequeño grupo antes de hablarlo formalmente aquí.

Mientras tanto, todo el que se sienta «golpeado» moralmente como joven por las medidas del decreto aquel, favor mándeme un email a phoenixdiaz@gmail.com.

Feliz feriado.

Catarsis Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo»