¿Y tanta vaina por una cerveza?


No, sinceramente… Me imagino que los amigos y amigas lectores que viven en esta media isla, y de un modo particular, en la ciudad primada de América, habrán notado -al igual que yo- unos letreros bastante raros que se estaban dejando ver en la ciudad durante los últimos días. Algo así como «The 1 – coming soon». Gracias a Joan, pude enterarme que tenían un website y hasta un blog.
El asunto es que a Joan, fruto de su artículo en su blog, le han enviado unas invitaciones para una «fiesta privada» que se iba a hacer en un lugar poco ortodoxo… hasta el momento, yo no tenía ni la más remota idea de qué carajo era esto de «The One». El podía invitar a 2 personas, so pensó en Belle y yours truly para arrancar para allá…

Me dijeron el sitio: la torre Alco Paradisso de la Tiradentes con México. Volví a darle cabeza. ¿Y qué rayos es lo que van a anunciar ahí? Todo este concepto de un movimiento viral corriendo de voz en voz, de boca a boca y de persona a persona, con aires de «contrainformación» y «contrapropaganda» me parecía demasiado «revolucionariamente lindo» como para ser verdad. Still, me seguía preguntando cuál era la vaina…

21 pisos más arriba, estaba la verdad. Cuando el ascensor abrió sus puertas y yo pude acceder al pent house en construcción -después de haberle dado mi nombre a la hermosa muchacha que me recibió en el lounge principal del edificio- pude darme cuenta de que todo era una propuesta de Cervecería para lanzar un nuevo producto: «Cerveza The One».

Para empezar, ¿por qué en inglés? Tal vez esté dirigida a un público de jóvenes adultos contemporáneos que hablan el idioma y que piensen que es más «cool» que la lengua de Cervantes, pero entonces la cerveza es una mezcla de «presidente light meets bohemia especial» o, como yo dije anoche, UVR (una vaina rarísima) que, según me contó Magnolia, la editora de Sociales acá en LD, a su esposo le causó acidez.

Ah, otra cosa… todavía allá en la actividad, no terminaba de ver qué carajo iba a ser «the one». ¿Un movimiento de boncheros que quiere rescatar el espíritu underground y sigiloso de los primeros raves? ¿Una propuesta de la cervecería para agradecerles a sus consumidores? Si Magnolia no me dice hoy que era el lanzamiento de la cerveza, me hubiese dado tremendo guayón.

Lo bueno es que la pasamos bien. Estuvo tocando Brian Rivera y las visuales estuvieron a cargo de MDFC. Me encontré por allá con Annush, Bracuta (a quien el reciente viaje a China le ha hecho muy bien, btw 😀 ), El maki (de Sociedad Tabu) y Canelle (chacha, entra de nuevo a Anivelde!). Me dijeron que miss Libélula andaba por ahí, pero no la ví… ¡me hubiera gustado conocerla!

En lo que respecta a las elecciones de ASECOS… las cosas van bien. Las elecciones son este 8 de noviembre y, hasta ahora, voy sólo. Tengo que reunirme con el equipo de acción de la Plancha 3 para tomar una serie de decisiones fruto de las últimas cosas que han estado pasando en la universidad.

Mientras tanto, Catarsis Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».