«Si no hay justicia, hay funa»

Cuando pensaba que la obsesión con Chile, Pinochet y resistencia andina había culminado, el tema sólo tomó un «breikesito» para volver con nuevos bríos.

Hace unos días, hurgando la web en busca de canciones con un marcado sentido reivindicativo, revolucionario, social y de protesta (una de mis nuevas obsesiones melómanas) encontré un portal chileno donde habían varias canciones en géneros que se han hecho parte de la lucha, como punk rock, ska y hip hop.

Una de ellas, cuyo grupo no logro ubicar, reproducía un sample en vivo de un grupo de chilenos manifestándose en contra de un policía (allá los llaman Carabineros) bajo el argumento de «estamos denunciando a un asesino». Aparentemente, los que hablan ahí no pueden manifestarse por no tener permiso para hacerlo y reclaman su derecho a hacerlo a partir de que «no vamos a pedirle permiso a los responsables de la represión».

La canción tiene incluido un grito de la manifestación que es el que encabeza esta Catarsis y que me motivó a googlear la mentada palabrita… ¿qué es Funa?

Pues, aunque no he podido encontrar el significado de las siglas FUNA, mucho encontré sobre su funcionamiento. Aparentemente, la FUNA es una comisión de personas que quieren manifestarse en contra de las atrocidades cometidas por el gobierno chileno durante los años de dictadura de Pinochet. Según he visto, la misma tiene la particularidad de que incluye también a personas que no son familiares de desaparecidos, a diferencia de otros organismos, porque entienden que no puede serse excluyente.

Bien… ¿y qué hace la FUNA? A partir de una investigación exhaustiva y silenciosa, se detecta a las personas que tuvieron participación directa o indirecta en las torturas, desapariciones y demás atropellos contra los derechos humanos durante la dictadura pinochetista, y luego se les «funa», yendo a su residencia o lugar de trabajo, en una manifestación que incluye música, cantos, gritos, pancartas y papeles que se colocan a todos los que transitan por allí y en el vecindario. De hecho, encontré este artículo de la escuela de periodismo de la Universidad de Chile que describe a grandes rasgos una de las funas.

¿Por qué traigo esto a colación? Pues bueno, al darme cuenta de que la Funa nace del sentimiento de impotencia por la falta de justicia en el caso de las violaciones a los derechos humanos o la lentitud de la misma en muchos casos, este grupo de personas decidió tomar la justicia en sus manos de una manera creativa: ni los matan, ni los intentan matar, simplemente le dan a conocer a todo el mundo que la persona es un asesino para, socialmente, inhabilitarlo a los ojos de todos.

Me quedé pensando en que aquí podríamos hacer algo similar. Ya que nos gusta tanto copiar las cosas de los vecinos del norte, podríamos mirar al sur al menos por una vez y encausar manifestaciones artísticas que denuncien públicamente, por ejemplo, a los beneficiarios de todo el sistema de corrupción que ha reinado en el Palacio Nacional desde 1966.

En esta actividad constante podríamos entrar todos: los periodistas, los abogados, los contadores, los artistas de todas las vertientes, los músicos, los tigueres de barrio, los intelectuales, estudiantes de todas las carreras… en fin, la llamada Sociedad Civil, pero aquella que esté plenamente consciente del daño que le hace la corrupción a nuestro país.

Solo una ideita, a ver si nos aparecemos un día en casa de alguien y le voceamos una versión local del clásico «¡estai funao!»

Catarsis Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Un comentario en “«Si no hay justicia, hay funa»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s