Sin palabras

Todavía seguimos llamando «amor» a las obsesiones que desembocan en crímen.

Aún no le hacemos el debido caso a las denuncias de acoso sexual en nuestros medios.

No sé qué más podría decir. Realmente es una pena que una niña haya muerto porque una tercera persona no podía «soportar» «vivir sin su amor».

Paz a sus restos.

Catarsis Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

¿Para esto es?

Podrán decir que estoy forzando con el tema, pero es que anoche, mientras caminaba por la Charles Summer resolviendo diligencias, ví el futuro del programa de «arborización» de nuestro Ayuntamiento. Digamos que tuve una «epifanía».

Y sólo me queda mencionar como esa canción de Metallica que tanto me gusta: «Sad but true».

una palma quemada

¿Para esto es que vamos a llenar a Santo Domingo de palmas? ¡No hombre no!

Catarsis Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».