Hay noticias que…

Hay noticias que te provocan un nudo en la garganta desde que te enteras de ella. O peor aún, cuando descubres que tienen que ver con gente vinculada directa o indirectamente a tí. Me dolió mucho enterarme que al padre de Omar, Naysa y Oscar, tres personas a quienes guardo mucho aprecio (sobre todo a mi querida Nay) lo asesinaron para asaltarlo. Y me duele mucho más saber que todo parecerá continuar igual para los responsables de nuestro status quo. ¿Es que acaso todo lo que pagamos de impuestos no nos garantiza ni siquiera el derecho a vivir?

Mi indignación sólo puede pedir consuelo para ellos y justicia para los asesinos del Ing. Oscar Luna.

Que descanse en paz.

¡Ello hay boda!

(la falla «horrográfica» del principio fue a propósito, ¿ok?) 


(Ada y yours truly cenando luego del concierto de Silvio Rodríguez en el Quisqueya)

Para mí, uno de los mejores regalos que me dejó la X Feria del Libro fue la cantidad de personas que conocí: almas que latíamos al mismo compás y con la misma sensibilidad hacia la vida. Una de ellas vino de la mano del apreciado colega José Rafael Sosa. Sabía de ella por referencias (por muchas, debo decir).

Me contaba que venía de escribir una novela que trataba sobre el tema de la violencia de género entre novios y que la misma había dado pié hacia una iniciativa internacional a través de un blog titulado «Lo que no dije» y que apenas tenía 21 años…

Lo que Sosa no me dijo es que Ada Álvarez Conde también era una estudiante de periodismo en COPU, la escuela de la Universidad de Puerto Rico en su recinto principal de Río Piedras… ¡y tampoco me dijo que era una excelente persona! Sigue leyendo