Ayer viajé al pasado

la V y yo 

Ayer, por unos instantes, fue 2001-03 de nuevo, «all over again». De repente, las emociones de aquellos días cobraron vida y me llegaron profundo, bien dentro. Las personas, la música, aquellos días cuando todos los fines de semana había algo que hacer y cuando vocear «vamoasécooooroooo!» era el grito de guerra que atravesaba nuestras gargantas.

Ayer, las míticas ocho puertas de la José Reyes volvieron a ser las de siempre. Parecía como si no hubiese cerrado, y abierto nueva vez para volver a cerrar y abrir para convertirse en un restaurante para volver a cerrar… y abrir una cuarta vez, en un esfuerzo de no morir. Nada de eso. La esencia se mantenía intacta.

Sigue leyendo