BNB… plan B

 Es difícil comprimir en palabras las emociones que pueden vivirse durante todo un día.
Las palabras ayudan mucho, pero a veces se quedan cortas.
Así que ni lo intento.
En esta oportunidad, lo conveniente es simple y sencillamente dejar que las imágenes hagan su trabajo.
Gracias a todos los que fueron: los que se unieron por primera vez, los que vinieron desde muy lejos, los que ya son usuales y hasta jartan de tanto verlos (según Mattias). Gracias a todos por ser un conglomerado tan cool.

Catarsis Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Ayer en la 24 Bienal

No sé qué delirios de grandeza o de persecución tendrá el gobierno que nos dirige hasta el año que viene (y que está buscando una «prorroguita»), pero lo de ayer en la Bienal Nacional de Artes Visuales fue completamente huérfano. (ver mis fotos en Flickr aquí)

Es más, el tener que mojarme los pies para poder entrar me hizo extrañar los últimos 10 años de Balaguer, que podría ser todo lo desgraciado y abusador que quisiera, pero no se metía con las artes (así hubiese un busto suyo a la entrada del Museo) ni se le ocurría asistir a los actos de apertura de la Bienal o de ningún otro evento cultural (ni siquiera la Feria del Libro), haciendo aguaje de intelectual… cuanto mucho mandaba a la titular de Educación de turno.

Sigue leyendo

Esto sí es un «qué dificil»

Como ayer fue un día de «etericar el descanso» y cogerlo «chillin», no estuve ni cerca del periódico cuando empezaron a llegar los remeneones de mata, así que Diario Libre AM fue quien me dió el «update»: para empezar, pusieron a Max Puig como «asesor» del Poder Ejecutivo en materia ambiental (en otras palabras, lo botaron con premio de consolación), además de otros cargos que simplemente son unas jugaditas de ajedrez político…

Pero lo que realmente me dejó con la boca abierta fue el nombramiento de Mike Mercedes como (segundos de suspenso) ¡Asesor Gastronómico de la Presidencia!

Nada más me imagino qué tipo de funciones es que el hombre desempeñará… Leonel acaba de dar un palo medio a medio por el 411… ¡bárbaro!

Y eso, que todavía no he hablado de la parafernalia nunca antes vista en eventos similares que ocurrió ayer en la apertura de la Bienal. Pero eso es material de otro post.

Catarsis Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».