Hay aprendizajes

 La vida (“la hermosa y breve”, como canta Baroni en el soundtrack de “Enigma“), tiene la particularidad de que es un eterno aprendizaje. Desde el bautizo hasta el entierro, nos vamos preparando para algo que no sabemos, pero que nos daremos cuenta algún día. Aprendemos a gatear, luego a caminar. A hablar y transmitir las emociones que el exterior provoca en nuestro (in)consciente. Aprendemos a reir, luego de llorar.

Pero sobre todo, aprendemos que las cosas no suelen ser como se muestran, y que a veces los elementos que conforman universo suelen confabularse en contra tuya. Y no pretendo aquí constituírme igual que cierto personaje conocido de nuestra actualidad judicial, sino dar mi valoración.

En resumen, esos aprendizajes se han suscitado con una “rapidez que espanta” (sigo parafraseando, ahora le tocó a Salomé), y me han abierto los ojos. Bien grande, debo decir. ¿Y qué he aprendido? Que la puerta de mi historia, si antes estaba entrecerrada para que quien estuviese cerca pudiese entrar, hoy está cerrada con siete llaves, esparcidas en rincones que hasta yo desconozco.

A veces es duro tener que tomar decisiones así, pero esas son las cosas de vivir. Vivir para aprender y aprender para no repetir errores.

Catarsis Catarsis. Y si ustedes no entendieron, descuiden… que quienes deben entenderlo lo entenderán… valgan las redundancias. Aquello que no nos mata, nos hace fuertes.

“Tuve un árbol pero se secó/ tuve un hijo y entre mis manos creció/ tuve un libro pero envejeció/ el tiempo se llevó toda la inocencia que al nacer les dió”. Pablo Milanés.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

4 comentarios en “Hay aprendizajes

  1. Querido Alexei, eres una persona muy linda! no pierdas esa inocencia! es mejor crear métodos de protección que cerrar las puertas. Te lo digo yo que me la han hecho 500 veces, y vuelvo a enfrentar a la gente como si fuera la primera vez.
    Las heridas tapadas se infectan más que si las dejamos al aire.
    Un beso enorme!

  2. Ay Alexéi al parecer algo o alguien te decepcionó, que mal se siente pero ciertamente se aprende de esas cosas.

    La frase de Milanés es tan cierta que solo te puedo decir, que cuando una persona pierde la magia interior tiene muy poco que ofrecer.

    Un abrazo mi querido amigo.

  3. nada hace mas fuerte a un ser humano que descubrir su debilidad ante la decepcion, y el dolor de saberse vulnerable ante la insensibilidad y el poder de otro de herir de los demas. Es bueno recordar que Dios solo te manda la carga que el cree que puedes soportar, y la que necesitas enfrentar.

  4. Ouch! Pero no ombe… Siempre es bueno volver a confiar, volver a creer. Nada de lo vivido esta de más.. Te lo digo yo que se de eso. Un Beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s