Primero de diciembre

Hoy es primero de diciembre. En todo el mundo, los lazos rojos nos recordarán que -en el mundo- 33.2 millones de personas (según los datos de ONUSIDA) viven con esta enfermedad, y que ya se ha llevado a otros 25.

Es un buen día para recordar que la prevención y la información son las mejores armas para no contagiarse, pero también para tender una mano de solidaridad a las personas que han aprendido a vivir con esta condición. Sin estigma y sin discriminación.

No suelo hacer esto mucho por estos lados, pero por favor léanse mi trabajo sobre los últimos datos de la pandemia. Mientras tanto, llevo mi lazo rojo en el pecho.

Catarsis Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».