Tres historias, el mismo irrespeto

UPDATE: 20/11 11:40 AM. Judith se manifiesta sobre la situacion y ofrece su version. Igual hace Yenny, cuyo cuestionamiento es casi lapidario: «¿hasta cuándo los medios de comunicación permitirán que personas sin conciencia de lo que es la responsabilidad de un periodista siga llenando los espacios que bien servirían para que los que quieran en verdad aportar algo al país lo utilicen?»

La mañana de hoy, un griterío que manaba desde las bocinas de los dos radios que hay en esta redacción, interrumpió la calma del inicio de nuestras labores. Era nuestra compañera y amiga Judith Leclerc, quien se quejaba amargamente a través de El Gobierno de la Mañana del maltrato que un grupo de periodistas recibió ayer durante el concierto benéfico de Juan Luis Guerra y 440.

Judith, quien transmite en el país para Telemundo y también realiza algunos trabajos con Nuria Piera, llamó indignada al programa de la Z101 para dar a conocer una falta de respeto mayúscula que una de las organizadoras tuvo con los miembros de la prensa nacional que fue a dar cobertura a la actividad que se llevó a cabo en el hotel El Embajador, y cuyos fondos estaban destinados al trabajo de la fundación Sur Futuro con las víctimas de la tormenta Noel.

Aunque no escuché toda la llamada, el colega Raúl Germán sí lo hizo y da los detalles en su blog. Al leerlos, doy gracias a Dios a que a mí no me ha tocado aguantar tanto tiempo fuera de una actividad y luego ser tratado como un mendigo, como si yo estuviese lambiendo para hacer mi trabajo de la mejor manera. Pero el asunto no termina con Judith.

Raúl menciona otros dos casos que merecen la atención de todos: los insultos del propio equipo del «Gobierno» a Yenny Lovera, quien había ido a llevarles unas canastas de una institución gubernamental para la cual trabaja, y el «match-up» entre César Suárez y Maruchi Vigil, corresponsal en el país de «Escándalo TV«, respecto a una entrevista que esta última quería realizarle al puertorriqueño Chayanne.

Insisto, los periodistas debemos aprender a «cotizarnos caro», para que se entienda que la relación con los artistas y organizadores de espectáculos (y toda persona que necesite de los diferentes medios para proyectarse) tiene que ser mutualista y de doble vía: tanto nos necesitan ellos a nosotros como viceversa. Y para que eso ocurra, el apoyo de los ejecutivos de nuestros medios debe ser fundamental.

Es que si, nosotros nos quejamos de que no nos dejaron hacer nuestro trabajo bien, apoyarnos que «boicoteemos» la actividad, no cubriéndola. Es unirnos y tirar las cámaras y grabadoras al suelo cuando entendamos que se nos falta el respeto, y que nuestros medios no nos presionen a pasar «las de Caín» porque «eso tiene que salir». Cuando LISTÍN DIARIO se quejó de los impasses que se produjeron durante el concierto de Ricky Martin, me sentí feliz porque pensé que todos los demás medios iban a hacerse eco de ello y tomar acciones… pero, lamentablemente, tengo que decir que todo ha seguido igual.

Por eso aplaudo que Judith haya decidido (otra vez) dar la cara. Y aunque Raúl se cuestiona por el papel que deben de jugar las asociaciones de periodistas y el propio CDP en estos casos, yo siento que una entidad que no cuenta con la participación mayoritaria de sus miembros, tiene poca fuerza para reclamar. Se hace más necesaria que nunca, pues, la unificación de la clase periodística en el reclamo de sus derechos.

14 comentarios en “Tres historias, el mismo irrespeto

  1. Ale5+1, pero en el blog de Raul el dice que fue en el Jaragua el concierto.

    Ahi es que ustedes los periodistas viven desinformando. Por otro lado no dijo quien fue el payaso que insulto a la periodista en el gobierno (la mierda) de la mañana.

  2. y cual es el asunto, sin un promotor no quiere a la prensa, mierda para el promotor. Gran vaina, el concierto ya se llenó, no necesita mas aceite, si quiere que en la prensa se diga que llenó el va a pagar igualito como pagó para promocionarse en el evento. Los periodistas creen que hay que abrirles la puerta, sentarlos, maquillarlos, darles besos y abrazos.

  3. Alfonso, te entiendo pero no te entiendo. Aquí nadie está pidiendo que le den trato exclusivo (un error en el que han caído muchos) sino que la dejen hacer su trabajo, simple y sencillamente.

  4. La realidad es que debemos pedirle a Dios tolerancia para no incurrir en respuestas fuera de nuestros cabales. La esencia de esta información es el irrespeto a los periodistas, cronistas o redactores (como mejor les parezca identificarlos), y no tratar de hacer otro show porque alguien escribió que fue en el hotel Jaragua, en vez de El Embajador, a quién le importa dónde se haya realizado, si en el Lina, el Quinto Centenario o en la fonda de la esquina. Nunca falta que traten de desviar lo importante del asunto. Lo que interesa es terminar con las acciones que lesionan la dignidad de los profesionales de la Comunicación Social y, por qué no, de aquéllos que ejercen sin haber asistido nunca a una universidad, aunque se auto proclaman periodistas. Tampoco, se exigen tratos especiales, como refirieron, la cuestión es que si invitan a los medios para cubrir tal o cual actividad, brinden las facilidades para ralizar el trabajo periodístico, y punto. Ya está bueno de tantas mediocridades. Muchas gracias.

  5. He leído todo con indignación y con rabia. Me da un pique del carajo esto porque el maltrato ha sido descomunal, así como el trato que recibieron los periodistas en el concierto de Chayanne y lo que le pasó a Maruchi con el irrespetuoso de César Suarez.

    En ocasiones como estas es donde se supone que debe intervenir el Colegio Dominicano de Periodistas para defendernos y exigir un trato digno para quienes con mucho sacrificio hacen su labor.

    Por otro lado, los periodistas tenemos mala fama de «lambones», quizás porque los periodistas dominicanos no han comprendido que cuando se le invita a una actividad es a cubrirla, va allí a trabajar, y no es parte del espectáculo. Por eso me apena cuando en muchas actividades veo a los periodistas atiborrándose de comida e incluso sacando un plato para llevarse. Por eso nos tratan como pedigüeños. Y eso, que no he mencionado a los periodistas de sociales que van a cubrir actividades solamente pensando en el regalo que luego le van a mandar o en la cantidad de canastas que precisamente ahora en navidad recibirá.

    Necesitamos que se nos respete, pero también nosotros mismos, los periodistas, debemos respetarnos y elevar nuestro sentido de la ética y del trabajo.

    En mi tiempo de redactora, fui a cubrir muchas actividades pero en ninguna de ellas probé bocado y cuando estaba en Casa de Campo tampoco. Mis compañeros siempre me preguntaban porqué y yo les respondía lo mismo que respondió Judith, que yo había ido a cubrir la actividad y no a comer. De esa manera imponía una distancia y al mismo tiempo un respeto que quería ganarme.

    Creo que es deplorable el trato recibido por los periodistas en la actividad de Juan Luis. Es una pena que un grupo de profesionales sean tratados como «perros», y no con la dignidad que corresponde.

    Me uno a tu repudio y ojalá que las cosas cambien.

    Te mando un abrazo cariñoso en esta navidad, Alexéi.

    Espero que la pases bien.

  6. Alexei y Rosa: mis saludos.

    Sólo para matizar eso de que «(…)los periodistas dominicanos no han comprendido que cuando se le invita a una actividad es a cubrirla, va allí a trabajar, y no es parte del espectáculo…»

    Bueno, las generalizaciones no son buenas. Tal vez, igual que ustedes, soy muy crítica con nosotros, con los medios, con todo, pero, tenemos que advertir que, como casi siempre, los peores son los que más suenan.

    Te puedo dar una gran lista de periodistas que hacen su trabajo con decencia, con dignidad, que no viven «tumbándole polvo a nadie» y que no pretenden ser el centro de la atención.

    En cada medio hay varios de esos, tú misma debes saberlo, porque has sido reportera.

    Ahora, no podemos tapar el sol con un dedo y lo de ser «el centro del espectáculo» es lo de menos. M}e he topado con colegas que te hacen sentir verguenza de ser periodista…Recuerden que cubrí la Policía donde se ve de todo. Desde gente que abiertamente se corrompe, hasta «turpenes» que se atreven a pedir a nombre de otra persona sin su consentimiento.

    Vi varios de esos líos y yo misma tuve que poner a varios «en su puesto» para evitar incidentes. En el colmo de los colmos, he sabido que en la PN algún colega ha tenido que aclarar con un general que no ha mandado a pedir dinero, ni favores, que todo fue idea de otro compañero que se ha alzado con el santo y la limosna.

    Se dan cuenta hasta donde puede llegar la cosa?

    Pero, también en la misma PN he visto reporteros muy íntegros, que no se han corrompido, aunque a veces su nombre sonara por culpa de algún granuja

    Bueno, reciban un gran abrazo y Rosa, sigue envuelta en tu poesía.

    Abrazos,
    Riamny

  7. Gracias por tus comentarios, Riamny. Estoy seguro de que Rosa no buscaba generalizar… porque todos sabemos que la moneda tiene dos caras y así como uno ha visto a «colegas» (¡qué dificil tener que emplear esa palabra en este caso!) que nos hacen pasar verguenza ajena, también existe el otro grupo (en el cual me incluyo) que no vive aprovechándose del trabajo para obtener prebendas. Pero, como dicen por ahí, esos son los gajes del oficio, aunque ¡qué cuerda da cuando todos nos juzgan por el «otro lado»!

  8. Que bueno que el megamonchy solamente encontró el dónde mal puesto…yo lo tomé de http://www.masvip.com.do.

    Es verdad, debí confirmar…pero, megamonchy, lo que motivó mi escrito no fue dónde, fue lo que sucedió, poco me importa los que estaban ahí.

    Y eso que criticas tanto a los periodistas, me imagino que eres un intelectual de tu ingeniería…ya nos tocará evaluarte a ver quién supera a quién.

    Por suerte mi blog es educativo, trae informaciones acerca del buen uso de la lengua en los medios…esa chismografía no me gusta.

    Pero no puedo ver como maltratan a mis colegas ante la mirada cómplice de sus jefes..eso nooooo.

    Veremos qué blog hace mayores aportes a la sociedad, a la cultura, educación, la información, a la formación intelectual…es un reto amigo…que Dios te dé salud y felicidad.

    Raúl

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s