Feliz Navidad!

Y mientras nuestros tres candidatos presidenciales no perdonan ni la cena de Nochebuena para hacer campaña, el país entra en uno de los días más tranquilos que el año le brinda. Yo voy a respetar la tregua autoimpuesta de estos días, así que será cuestión del miércoles. Mientras tanto, les dejo con una reflexión: «En este país está absolutamente prohibido ser pobre y enfermarse».

Catarsis, Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».