En pocas palabras: Cuestiones de guitarra y violín

O también, «No es lo mismo andar sentado que andar andando». Juan Luis Guerra ha sido reconocido por la Asociación Latina de Periodistas de Entretenimiento de Estados Unidos como el artista que mejor se llevó con la prensa durante el pasado 2007. Sin intención de querer entrar en la «campaña negativa» que tienen en El Gobierno de la Mañana, me gustaría saber qué opinión tendrán sobre eso personas como Judith Leclerc y otros más quienes han tenido que lidiar con la parafernalia que rodea a JLG y su relación con los periodistas dominicanos.

En espera del «Dao»

Atardecer del 24 de diciembre del recién extinto 2007 en Villa Met….ahem! Mella. El molote de personas alrededor de la prolongación Máximo Gómez me hizo intuir tres cosas: un velorio, un pleito o…

La tercera opción probó ser la más acertada: unidades del gobierno o del Partido (que para los casos es lo mismo) repartiendo cajas y canastas con la sonriente efigie del Primer Mandatario. Y en las calles, las interminables filas de gente que está dispuesta a vender su dignidad por un plato de lentejas.

Es claro. La situación los ha obligado a poner cara de herejes frente al hambre y a la politiquería barata. Y esta ha sabido comprar a buen precio su adhesión.

Catarsis, Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Pensamientos lavatorios en la madrugada

Ignoro por qué, tal vez habrá sido por la eterna “cadena de pensamientos” que me hace recordar las cosas más inverosímiles en los momentos menos adecuados, pero esta madrugada, mientras aprovechaba las horas de electricidad para ponerme al día con la ropa limpia (entiéndase, darle uso a la lavadora) me vino a la mente uno de esos pasajes de mi vida cuando el teatro se imponía.

Eran los días cuando a mí me tocaba hacer de malo y arrugaba la voz como Gárgamel, en una pieza pequeña infantil que montamos para la hija de una “gestora y periodista cultural”, cuyo nombre me lo reservo.

En fin, que la idea era proyectar ese cuento basado en el medio oriente y vender funciones, pero no tanto con el nombre del grupo en el que participábamos, sino más bien como una compañía llamada “Los cuenta cuentos”… llegamos incluso a presentarnos en Arcadas (EPD) a ver si conseguíamos algún picoteo, sin éxito.

Sigue leyendo