Mañana, en «Aquí estoy»

 Mucho tiempo sin darle un poco de ego a esta bitácora. Quiero informarles que mañana, entre las 9:30 y las 10, estaré en el programa «Aquí Estoy», hablando sobre blogs, nuevas tecnologías y periodismo alternativo… y unas que otras cositas. El programa se transmite en Color Visión, Canal 9, y por Internet en www.colorvision.com.do.Para todos aquellos que tengan televisión en el trabajo, o estén de vagos en el día de mañana, les pido que me vean y me den toda la tijera del mundo.  

Gracias al equipo de producción del programa, conducido por Soraya Castillo, por la invitación.

De Duarte y «Los Trinitarios»

He estado leyendo y releyendo toda la parafernalia que ha surgido luego del reportaje del periódico español El País respecto a una banda que ha surgido en madrid llamada «Los Trinitarios». Más allá de la preocupación fuerte por el hecho de que los dominicanos nos estemos haciendo infames, la atención se ha dirigido hacia el último párrafo, donde se habla del patricio Juan Pablo Duarte:

«Los collares que llevan los Trinitarios están formados por anillos de color verde, azul, blanco y rojo. Son 844 anillos en total, de ahí los 844 palazos con los que castigan a quienes cometen una falta muy grave contra la banda. Si los Latin Kings ensalzan el amor a su rey o padrino, los Trinitarios, cuando se ven en la calle, se saludan con la contraseña «Amor de Patria». «Dios, Patria y Libertad» es su eslogan, en referencia a las ideas que expandió el creador del grupo, el dominicano Juan Pablo Duarte.»

Alvarito tronó, malas palabras incluídas. Patricia Mora le escribió una carta al mencionado periódico, reclamando una disculpa. Muchos colegas se han escandalizado hasta la médula. Y no es para menos, diría yo… pero aqui vengo, como miembro del Partido Opuesto Permanentemente, a imaginar que tal vez el único error que hay aquí es el de omisión.

Si se fijan, el fundador de la mencionada «ganga», llamado «Patriarca Universal» en la nota firmada por José Antonio Hernández, reside en el país, y está claro que ha tomado prestados algunos elementos a la Sociedad Secreta que fundó Duarte en 1838 para implementarlos en su núcleo, elementos que -valga decirlo- tienen cierta influencia masónica… pero ese no es el punto.

La verdad es que aquí el párrafo final debió decir, en lugar de lo que está escrito, «en referencia a las ideas del movimiento organizado por Juan Pablo Duarte en República Dominicana que, en 1844 logró la independencia de su país». No más. Sin escándalos. Sin tanta gritería. Sin hacer un escándalo que al final ha demostrado (por la fría recepción o respuesta del rotativo español) que los «isleños» no deben de estar armando «tanto griterío».

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».