Falta de respeto a mi inteligencia

Lo expreso aquí a título personal. En días pasados se estrenó una película de factura criolla, que fue vista por mí junto a mis compañeros del Listín y de CineDominicano.net. La producción en cuestión no fue de nuestro agrado, y así lo hicimos constar en nuestras crónicas y reseñas…

Ayer, el director convocó a una rueda de prensa para «denunciar» que hay orquestada «una campaña en su contra» para retirar de los cines su película, supuestamente por ser «reeleccionista» y «mostrar la violación de una monja». He visto el texto que ha estado circulando por Internet y, sinceramente, me atrevo a jugármelas y decir que eso, en buen dominicano, es un chanchullo.

No me va a temblar el pulso para decir que esta es otra estrategia «mediática» de su director (a quien no mencionaré por su nombre, pero «vox populi, vox dei») buscando que el «chisme» atraiga público hacia las salas para ver su «película». Cualquier arma es válida, pero no cuando se insulta la inteligencia de los demás. Conmigo esas vainas tienen un ALTO y un PARE. Lo que yo me pregunto es si de verdad esa persona cree que todos nosotros vamos a tragarnos ese invento.