Reivindicando mi derecho a quejarme

ACLARANDO: Debido a las dudas que ha suscitado este post, me veo en la necesidad de aclarar que no tengo nada en contra de Ines Aizpun y que, muy por el contrario, me identifiqué tanto con lo expuesto en su columna, que decidí reproducirla aquí, agregándole unas cuantas negritas para resaltar elementos que entendi convenientes. Por eso el “sentí que me estaba escribiendo a mi”. Gracias a todos por leer Catarsis Diaria.

En el día de ayer, la columnista de Diario Libre Ines Aizpún -a quien no tengo el privilegio de conocer- escribió la columna A.M. sobre un tema que pareció ser dirigido en exclusiva hacia mí.

Y la reproduzco completamente para, con ella, reclamar el legítimo derecho a la queja como una manifestación de inconformidad con lo existente, y no que “ando buscando chisme”.

Quien tenga oidos para oir… ya se sabe el resto.

Quejarse está mal visto. Es de mal gusto, una vulgaridad. Quien exige los derechos que el contrato firmado le confiere y no se brindan, es un osado. El que exige que la cita se cumpla con puntualidad, un impertinente. ¿Pedir que la fila se respete? Es usted un maleducado, no el que se coló. El que demanda al listo de turno que no cierre la intersección con su vehículo, un pesado. El que espera profesionalidad y rendimiento en una oficina, un aburrido. El que aspira a silencio en el cine… un marciano.

Quejarse exige profesionalidad, constancia. La firme determinación de los pioneros del Oeste. No rendirse jamás. Y es difícil porque parece que socialmente se perdona antes un mal servicio, un mal producto, un rendimiento ineficaz que una reclamación exigente. A veces nos da pereza molestarnos en insistir en la queja. En otras ocasiones, preferimos callar… por no molestar. El que se queja está mal visto.

Como amas de casa, las mujeres tienen una maestría en reclamaciones. La luz, el agua, el teléfono, la tarjeta de crédito, la Internet… cada sector tiene su propia incomodidad y el servicio al cliente se reduce, normalmente, a que una señorita perfectamente entrenada para no dar una solución, le atiende al teléfono educadamente hasta que usted se rinda.

Exigir los derechos, reclamarlos, debería ser una asignatura escolar como un aporte a la democracia. Lograr que los consumidores exijan los servicios prometidos y escamoteados nos llevará a conseguir más eficiencia, tanto en el sector privado como en el público.

La cantidad de disparates que aceptamos de los políticos, la manipulación barata que les soportamos en campaña, las mentiras que dicen sin sonrojarse, la naturalidad con que incumplen lo prometido… todo tiene un origen común. No nos quejamos lo suficiente. Por no molestar.  

Ahora… ¿qué queda por decir? ¿Queja legítima o “pesca en río revuelto”?

Los comentarios están abiertos. Mientras, seguiré quejándome cuando haga falta.

Catarsis, Catarsis.

“Esta es mi verdad, y con MI VIDA la defiendo”
(debiera buscar una frase similar en latín, pa que se vea más “trendy”)

Anuncios

19 comentarios en “Reivindicando mi derecho a quejarme

  1. Aizpun es muy buena periodista, incluso, me atrevo a decir que sus escritos son mas provechosos, interesantes, y su estilo mas novedoso que el que posee su colega de la columna A.M del Diario Libre, Adriano Miguel Tejada.

    No sé si no entendiste lo ironico de su articulo, comienza reflejando como han cambiado los valores y como quejarse es para “necios” hoy día, como quejarse es “joder”…… luego de esto te lo dice muy claro en el último parrafo. No nos hemos quejado lo suficiente.

    No tiene desperdicios.

  2. Hola Alex. Opino igual que Gitti. No veo un ataque directo hacia tu persona o trabajo.

    Lo que si veo es que parece que esa persona no ha hechado un ojo por los blogs dominicanos, porque quejas si se hacen, solo que no son tomadas en cuenta por aquellos que no ven los blogs como verdaderas herramientas de informacion.

    De haber algun conflicto entre ustedes, lo entiendo, pero en ese articulo no veo razones para tu pesar, amigo.

  3. Creo que no entendieron a Alexei. El no tiene pleito con ella, sino que se circunscribe a lo que ella expresa, asumiendo que una caracteristica de él es hacer uso del derecho a quejarse. Al menos, eso fue lo que entendí. Me avisan si no es así.

  4. yo le exijo al personal que colabora conmigo y a los clientes que solicitan nuestro servicio, que se quejen incluso de mí; pero no para desahogarse porque con eso no se logra nada: que exijan el trato y/o atención que requieren y merecen.
    saludo a tí y a la dama que hizo la reflexión con solidaridad humana.

  5. Gracias a todos. Argénida dió en el clavo. No tengo ningún problema ni conflicto con Inés… (ya dije, de antemano, que no tengo el privilegio de conocerla) de hecho, la leo siempre, sino que esta columna ha caido muy precisa con una serie de circunstancias que están ocurriendo a mi alrededor, y quise emplearla para dar pié a mi comentario.
    Pero como dije allá arriba, quien tenga oidos para oir, que les de uso. 😀

  6. ALEXEI, después de ir leyendo los comentarios de los demás “opinantistas” respire profundo al “verte” aclarar lo que ya estaba tan claro. La mayoría no entendió que estabas insinuando que el articulo de esa maravillosa periodista INES AIZPUN…te quedaba como anillo al “deo”…así sin la s

  7. Pues yo pienso que Inés Aizpún es de las mejores periodistas escribiendo en lso periódicos nacionales. Es española y la conocí en la PUCMM en un receso de una maestría. La verdad es que compartiendo con ella, es como si estuvieses leyendo un artículo de lso que hace en AM.

    De verdad que sus comentarios contribuyen todos los días a abrir los ojos ante realidades latentes de nuestra sociedad. La pena más grande es que todo eso cae en oídos sordos, pues los políticos siguen su camino y nosotros lso ciudadanos, como dice el artículo, no les reclamamos lo suficiente.

    Hasta cuándo será?

  8. La verdad Alexei que te estas pasando de la raya, no seas tan pretencioso, olvidate de eso, para nada la gran periodista Ines se està refiriendo a tì…es loco estas, o se te estan subiendo los humos a la cabeza…es que no te das cuenta que tus inconformidades salen en tu blog, y quien te dice que ella lo lee?, porque salvo alguna que otra publicaciòn de tu autorìa, la mayorìa de lo que publicas en el Listin es copy/paste sobre tecnologìa…porfa…tu vanidad y engreimiento te estan haciendo perder la realidad de las cosas, ni puta idea, como dice alguien mas adelante tengo a lo que te refieres con respecto a ti, cuantos quejosos no habemos en este malhadado pais de los demonios, entonces de verdad te crees que tu eres el elegido de Ines, el paradigma de los quejosos, el quejoso por antonomasia, hayyy Alexei, bajate de esa nube y vuelve aquì a la realidad….

  9. Karina no sólo no entendiste un demonio de lo que Alexéi quiso decir, sino que tampoco te diste a la tarea de leer comentarios anteriores que te ayudaran a aterrizar a ti en la realidad del post. Ah! y lávate la boca antes de hablar de Alexéi así, o al menos, explica que grado tienes TU en materia de tecnología y para que medio escribes. Así todos podremos ver tu autoridad en el tema, de lo contrario, nada te da derecho a juzgarlo. 🙂 bye!

  10. Yo me quejo siempre que puedo, pero admito que muuuuchas veces desisto de quejarme porque “da brega” que ante la más mínima de las quejas uno reciba atención.

    Quejarse es ser molesto. Eso es verdad. Pero no quejarse, si se vuelve sintomático y sistémico de todos nosotros, sólo nos llevará al desfiladero. Ya estamos bastante lejos del Trujillato operante para tener miedo a exigir nuestros derechos.

    Uffffff, me acuerdo ahora, de una queja que escalé punto a punto desde la despachadora de una franquicia de hamburguesas hasta el “Gerente” de la misma, pues me vendieron un pan de tres pesos con un chin de carne, un trocito de lechuga y una tirita de bacon, por casi 300 pesos. Cuando reclamé me dijeron que esa fue mi orden. Y cuando señalé la FOTOGRAFIA que anuncia lo que ellos venden y luego con desprecio la mierda que me pusieron delante, les pregunté a los tres: “¿Eso (señalando la foto) es igual a esto (señalando la mierda)?”.

    Tengo que terminar algún día el artículo que iba a escribir en mi hoy pausado blog sobre estas barbaridades.

    Ea, que me salí del tema.

    ¡HAY QUE QUEJARSE MÁS, MUCHO, CONSTANTEMENTE! Pasemos por jodones, cabrones, necios, hijos de la gran puta, pero ¡DEJEMOS YA DE PASAR POR PENDEJOS!

  11. Ay, virgen… la verdad es que Dios está en las palabras, como leí una vez. Pero bueno, esa es tu opinión, y yo estoy en la obligación de respetarla. Aún así, doy gracias a Dios (o a quien sea) a que la tuya no coincide con la de mis empleadores, ¡disculpándome la jactancia!

  12. Estimado Alexei:

    Quiero referirme a todos los que leen tus articulos, en este caso entiendo que hay personas que de lectura comprensiva no tienen la mas minima idea.
    Por no comprender lo que se lee es que vienen los problemas y los malos comentarios. Ademas que la persona que los hace queda como tonto.
    1- La señora Aispun topa un tema excelente, hoy dia las compañias de servicios tratan a uno como que le estan haciendo un favor , no que se les estan pagadon por un servicio.Si reclamas tus derechos eres mal visto, ayer mismo estuve con mi hija en una heladeria y una señora entro despues de nosotras con tres niñas y se pusu delante, gracias a Dios que mi hija habia tomado un numero, y cuando la dependienta pregunto quien habia llegado primero la señora muy descarada y con cara de ….. dijo que ella, pues yo saque el numero y la señora memiro mal, pues entendia que yo tenia que quedarme callada.
    2- No veo ningun punto de problema en la referencia de Alexei, pues el se sintio aludido, como me senti yo y muchos mas, ya que es una problematica que todos vivimos, y que tanto los politicos, las empresas de servicios, filas, etc se aprovechan porque no reclamamos nuestros derechos. Entonces no veo cual ha sido el problema, por favor lean y entiendan antes de emitir una opinion para no parecer tontos.Querida Karina debes de leer mas libros y hacer lectura comprensiva pues asi meteras menos la pata.
    Gracias por dejar expresar mi opinion.

  13. Definitivamente tenemos que Hacernos escuchar.. en algun momento nos haran caso..
    almenos nos llevamos la conciencia tranquila, de no quedarnos como estatuas de sal, ante la injusticia!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s