Qué riflazo

José Rafael Sosa, como testigo de primera línea -en calidad de miembro de la Comisión Mixta Asesora de ACROARTE– escribe su testimonio del proceso de conteo de votos de los Casandra y la selección del Soberano de este año. Yo les invito a que pasen, lean y me digan si tengo o no tengo razón al titular esta entrada de hoy con ese nombre. Yo sé que esa no fue la intención, José Rafael, pero las palabras tienen la extraña potestad de convertirse en balas y disparar, cuando así se siente.

Enhorabuena por dar la cara. Ahora solo falta que mi gran amiga Marivell termine de agarrar el toro por los cuernos. Es un buen momento para deshacerse de algunos «cronistas» que irrespetan la profesión.

Y si me punchan, me atrevo a jugármelas.

Catarsis, catarsis.

«El soñar besa la eternidad»

 No oculto que soy enfermo con Santa Sabina. Gracias a Mark, tuve la oportunidad de conocer mejor la banda mexicana y a su trayectoria musical. De hecho, uno de mis mayores deseos es ir a México y tener la oportunidad de compartir o entrevistar a Rita Guerrero, una de mis «divas» musicales, y verla en vivo -sea con Santa o con su otro proyecto-. El asunto es que, en estas horas de insomnio, recurrí a buscar algo de ellos en Youtube y encontré este video, que quiero compartir con ustedes.

Se trata de uno realizado por… bueno, no se dice, a partir de varias imágenes de la banda para una canción que me encanta. De su producción «Símbolos» (1994), la canción «Alas negras«. Véanlo, escúchenla y disfruten la poesía hecha canción, que en este caso es de Adriana Díaz Enciso, colaboradora y amiga del grupo, cuyas letras son muy recurrentes en toda la historia de más de 14 años de este grupo. Confieso que la melancolía que transmite la melodía me atrapa cada vez que la escucho.

Ave de mi dolor
Arrójame en el mar
En la quietud del hondo mar
Mi alma descansará
Alas negras la cobijarán

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».