Pensando a lo loco

Nos hemos reído mucho del tema de la «inteligencia» y «habilidad para responder» de nuestras reinas de belleza, pero pasemos de lo reactivo a lo proactivo: Si fuesemos a enseñarles historia y cultura general, qué cosas no podríamos dejar de lado?

Opinen, si´l vouz plait.

El incidente «Yo no sé» (II)

 Pues ya hemos visto que todos nos fuimos en una respecto a esta presentación. De mi lado, el inconveniente mayor era en conseguir unos pantalones color negro de vestir (porque no tenía). Así que, faltando poco menos de dos días para el gran día, salí con mi padre en esos menesteres. Lugar de destino: la calle El Conde.

Creo que desde ese momento me he vuelto muy básico y medio quisquilloso al momento de comprar ropa… ¡no encontrábamos nada que me sirviera! Ustedes verán, yo siempre he sido muy… muy… bueno, digamos que ancho, y en todas las tiendas a las que íbamos mi papá no encontraba la combinación correcta entre un pantalón que me sirviera y un precio que le conviniera, así que al final llegamos a una tiendecita de la Duarte… pero ¡cuánto caminamos!

Sigue leyendo