Algo de poesía para iniciar la semana

Sus versos me despertaron esta mañana. De repente, y como una patada, Julia volvió desde su rincón de la 106 con Quinta Avenida a susurrarme, como ella supo hacer cuando la conocí hace unos años. Como este inicio de semana ha empezado -por así decirlo- “slow”, quiero prolongar esa sensación en mi Catarsis.  

Me van a permitir el atrevimiento y la confianza de dedicarle este post a Ro, por ser ella y tomarse el tiempo de escuchar y leer mis desvaríos. Con más personas como tú, el mundo sería… bueno, no sé que sería, pero algo distinto sí saldría.

  Yo misma fui mi ruta

    Yo quise ser como los hombres quisieron que yo fuese:
un intento de vida;
un juego al escondite con mi ser.
Pero yo estaba hecha de presentes,
y mis pies planos sobre la tierra promisora
no resistían caminar hacia atrás,
y seguían adelante,  adelante,
burlando las cenizas para alcanzar el beso
de los senderos nuevos.

    A cada paso adelantado en mi ruta hacia el frente
rasgaba mis espaldas el aleteo desesperado
de los troncos viejos.

    Pero la rama estaba desprendida para siempre,
y a cada nuevo azote la mirada mía
se separaba más y más y más de los lejanos
horizontes aprendidos:
y mi rostro iba tomando la espresión que le venía de adentro,
la expresión definida que asomaba un sentimiento
de liberación íntima;
un sentimiento que surgía
del equilibrio sostenido entre mi vida
y la verdad del beso de los senderos nuevos.

    Ya definido mi rumbo en el presente,
me sentí brote de todos los suelos de la tierra,
de los suelos sin historia,
de los suelos sin porvenir,
del suelo siempre suelo sin orillas
de todos los hombres y de todas las épocas.

    Y fui toda en mí como fue en mí la vida…

    Yo quiese ser como los hombres quisieron que yo fuese:
un intento de vida;
un juego al escondite con mi ser.
Pero yo estaba hecha de presentes;
cuando ya los heraldos me anunciaban
en el regio desfile de los troncos viejos,
se me torció el deseo de seguir a los hombres,
y el homenaje se quedó esperándome.

4 comentarios en “Algo de poesía para iniciar la semana

  1. Querido Alexéi, amigo mío:

    No sabes cuánto me ha emocionado leer esta dedicatoria que me haces, en especial de un poema que me gusta tanto tanto.

    Sabes que desde que te conocí siempre me he sentido muy cercana a ti porque eres una persona sincera, inteligente, sensible y sobre todo muy cariñosa.

    Con el tiempo nuestra amistad se ha ido fortaleciendo y yo me siento dichosa pues es muy difícil encontrar a gente con la que una pueda hablar y abrir su corazón, en este mundo tan inhóspito.

    Gracias de corazón por ser como eres y por confiar en mí.

    Tus catarsis en este espacio son para mí un gran regalo que nos haces a todos tus lectores.

    Un abrazo muy cálido.

  2. !hermoso…bellisimo!…Rosa Silverio y Alexei me han contagiado…me permiten(?): Volando sobre las sublimes alas de la sublimacion esotérica/ atestiguando con nuestra presencia la ineludible misión de escribir/de pensar/ tal vez hasta de cantar como un canario atrapado en la resina de un árbol centenario que se nos muere con todo y su corazón tallado/esa es la pena que mas hondo hiere y que mas lágrimas derrama sobre las cuartillas que me sirven de compañía en mis largas noches de insomnio/ no se a cuantos duendes haré danzar en el momento de mi transición pero si se que mi ángel guardián me regalara aquel hermoso coro de ángeles que una vez atrape escudriñando el éter. ( del libro sublimacion esotérica editora universitaria 1994)

  3. Ahí va la mía:

    Extendí mis brazos para impedir tu ausencia, pero en vano pude lograrlo, te desvaneciste como el humo a través de la chimenea oscura de mi ser, sin despedidas, sin lágrimas externas, -más un mar corriendo raudo en mi interior-, en ese interior que desgastado vivía por ti. Ahora afloran lágrimas en las dos cuencas vacías en donde una vez habitaron mis ojos, mi piel se consume en si misma; mi corazón que en cada latido te nombraba ahora solo late para mantenerme vivo antes que la muerte envíe un mensaje con su lúgubre firma.

  4. Carajo Alexei, una vez que quiero dejar un comentario y me lo cierras,…..jajajajja…hablo del post último…pue nada, te lo dejo aqui. Date el gustazo de coger todos los quilles que quieras, mira, si los quilles te los comes te atragantas o da acidez…asi que escupalo hombre, que este es su mundo…..los blogs son eso, una ventana a nuestro mundo…y se muestra lo que se quiere mostrar…a nadie se le pone un arma pa que entre…

    ahora…que precioso poema el que aqui posteas…grandioso..y no me olvido de los mates, ya vendrán, es que estoy con un deficit de horas…jajajajajajaja…

    un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s