Tanto que decir…

Este fin de semana ha sido de muchas reflexiones y pensamientos. No tanto porque ya se acerca el final del primer tramo eleccionario, sino por muchas otras cosas, incluyendo el final de la «ñapa» de Feria del Libro (no como un término peyorativo).

La primera y la más importante tiene que ver con la Junta Central Electoral: Yo opino que su presidente -a juzgar por sus últimas declaraciones- debiera callarse y, como buen juez «hablar por sentencia», porque hablar de más no le hace bien al proceso. Que imite el ejemplo de Jorge Subero Isa. En esa misma línea… ¿qué es eso de estar montando un espectáculo «en honor de los observadores internacionales» cuando hay que estar enfocado en unas elecciones tan complicadas como estas?

Y lo dejamos ahí.