¿Y hay necesidad?

Fue la pregunta que me hice cuando ví la «muy fina» invitación, aquí en el periódico, y leí su contenido. Es la misma cuestionante que me hago ahora, cuando leo en el blog de José Francisco Arias la información que confirmaba mis sospechas y de la que hablé en un post anterior.

En efecto, la JCE va a realizar un espectáculo de «cierre de campaña» este miércoles 14, con el sugerente título de «Dominicano», con el objetivo -según la nota- de «agasajar y dar la bienvenida a las personalidades que participarán como observadores de las Elecciones Generales del próximo 16 de mayo en República Dominicana. »

Díganme ustedes. ¿Quién dijo que los observadores tienen que ser agasajados? Un mero acto protocolar, brindis incluido, hubiese sido suficiente, y menos costoso. La Junta tiene que estar en lo suyo, que es el proceso electoral, no estar dispersándose en despilfarros supérfluos, máxime en un país «pobre» (valgan las comillas).

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».