De vuelta (más o menos)

Escribo desde «ADELLa». Parece que ya Viva y WordPress se pusieron de acuerdo y fumaron la pipa de la paz. Así que volvemos a la transmisión «regular». O al menos,eso espero. Gracias a todos por sus comentarios y por sus emails.

Lamentable

No existe otro término que defina mi opinión del triste suceso de ayer frente a la secretaría de Educación, cuando un grupo de organizaciones juveniles (FEFLAS/Juventud Caribe, FELABEL, UNER y La Multitud, entre otras) fue a llevar un documento de protesta y un «acto de alguacil» a la titular, Alejandrina Germán, para convocarla a un juicio moral que se le pretende realizar la semana que viene. Sigue leyendo

Hoy reivindico la FUNA

 

«Señor, ¡conservadme la memoria!»

Víctor Hugo en «El Conde de Monte Cristo»

Muertos sin dolientes en la justicia. Un coro de cadáveres que carga con la pena de no tener siquiera un lugar donde podamos llorar su partida. Gente que soñó con un mundo distinto de lo establecido y que se convirtieron en eternamente jóvenes gracias al plomo cobarde del oficialismo. Sigue leyendo

Paréntesis musical

Pues continuando con esta semana bizarra (digamos que es un paréntesis dentro del estilo «particular» de Catarsis Diaria), culmino con una canción que -más o menos- refleja mis emociones en estos días. Me la dedico a mí. Por egoista que suene. Catarsis, catarsis.

Los secretos

secreto.
(Del lat. secrētum).

1. m. Cosa que cuidadosamente se tiene reservada y oculta.
2. m. Reserva, sigilo.
3. m. Conocimiento que exclusivamente alguien posee de la virtud o propiedades de una cosa o de un procedimiento útil en medicina o en otra ciencia, arte u oficio.

(Del Diccionario de la Lengua Española. RAE.es)

Los universos paralelos que corren debajo de la tierra sin ser vistos, salvo por unos pocos. ¡Qué importantes nos sentimos cuando nos hacemos cómplices de estas verdades escondidas! ¡Cuanto nos carcome el alma por dentro al querer hablar de ello con los demás y no poder hacerlo!

No pretendo asumirme como el poseedor de la verdad absoluta, pero desde un tiempo para acá la vida se me ha vuelto una conjugación de miles de secretos. Las cosas que no nos atrevemos a decir del compañero de trabajo, el amor que sentimos por alguien de manera confidencial, los chismes que te cuentan sobre todo… toda una secuencia de palabras que discurren, como un río íntimo, bajo la piel.

Es tanto lo que se puede hablar sobre «lo que no se puede hablar», que se ha convertido en otra de mis palabras apasionantes. Estoy preparándome fuertemente para el VI Festival de Poesía en la Montaña, al cual planifico ir este año (y romper el maleficio de años anteriores). Allá estarán, junto conmigo, mis secretos.

La mordaza

mordaza

f. Cualquier cosa que se pone en la boca de alguien para impedirle hablar.

 

En días pasados confesé que me apasiono y me desapasiono con la misma intensidad. Ahora mismo, una de mis pasiones tiene que ver con la palabra que encabeza este post. Me gusta jugar con el hecho de un paño que tiene el poder de callarnos, ocultarnos y no ver o hablar. Es fascinante el imaginarse cómo este pedazo de tela puede acumular tanto poder.

Mordaza. La misma que hace que yo me calle y no revele aquellos secretos que me muero por gritar a los cuatro vientos. La autoimpuesta, la que me hace sentirme como me siento mientras tecleo estas palabras… pero qué mas da. Hay veces que los secretos están mejor así, amordazados. Amordazados. Lo digo mil veces para ver si me lo termino creyendo.

Este tema no culmina aquí. Apenas empieza…

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Pasión

Pasión: Inclinación o preferencia muy viva por cosa.

Pasión. En días pasados, alguien decía que la vida sin pasión es un silencio insoportable. Ah, ya me acordé, fue Juan Freddy. El asunto es que eso me dejó pensando en que hay que ponerle ese sazoncito a todo lo que uno hace y no soltarlo hasta que uno no esté satisfecho con el resultado final. Ahí radica eso que llamamos pasión.

En definitiva, confieso que suelo volverme muy apasionado de mis cosas, aunque se me va casi con la misma intensidad. Últimamente, he estado volcado en una de las que siempre ha sido mi norte: la poesía. Sí, me declaro en estado de febril creación.

No puedo evitar confesar que estoy entusiasmado. No puedo dar más detalles ahora mismo, pero me siento como un niño con juguete nuevo. Ojalá y todo este esfuerzo valga la pena. Ahora, más que nunca, entiendo a Madz y su nerviosismo con «Malos hábitos» (y si ella me lee, entenderá perfectamente en qué estoy)

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Un 4 de julio… pero del 2007

Me pasaron muchas cosas (algunas que -incluso- no quiero recordar hoy), pero la más importante -y la que traigo por ello a colación en esta jornada independentista estadounidense- fue la apertura de una sección en un programa que se estaba iniciando. «Otra Nota con Samir Saba«.

En efecto, el primer «blogueando» fue con este servidor, un honor que agradezco a Samir y a Manuel Betances, quien funge como productor del espacio.

Sigue leyendo

Fallas técnicas

En estos días he estado teniendo serios problemas con la conexión de Viva para entrar a wordpress… (sólo me está pasando con esta página, y eso es bien raro) por eso no han visto actualizaciones desde hace casi una semana. Estoy trabajando en eso. Gracias a todos los que han notado mi desaparición.

(Eso, y que tampoco he estado muy de ánimos para escribir más allá de mi trabajo de todos los días)