Un buen lugar para dormir (3)

Otro de los dormilones al pié de mi edificio.

Otro de los "dormilones" al pié de mi edificio.

La foto es de archivo. Anoche, mientras subía, volvi a ver otro «durmiente» en mi edificio. A este no lo conocía, así que fue natural que tuviera un poco de miedo. El hombre empezó a hablar, pero tan confuso y tan bajito que el ruido no me dejaba escucharle. Tampoco era que yo queria. En fin, que la escalera ha vuelto a ser el hotel del barrio. Par de veces he querido usar fogaraté o gasolina (o hasta orina) para dar un par de escarmientos a algunos que no sólamente usan el espacio para dormir, sino también para drogarse y dejarle todo ese residuo a la pobre doña que limpia por las mañanas el pasillo.

Algo voy a hacer. Pronto.

Catarsis, Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».