Este post es para tí, Ada

Foto tomada por mi en la pasada feria del libro

Foto tomada por mi en la pasada feria del libro

22 años. Y los cumples justo en un momento en que empiezas a abrir tus alas para volar lejos de casa, probando un poquito de eso que llaman libertad, con tu segundo libro bajo el brazo y unas cuantas investigaciones y otros sueños. Veintidós. Número mágico que por un año te acompañará en busca de lograr esas fantasías y utopías azules y amarillas que quieren borrar lo más posible el pasado.

Este post es para tí, Ada querida. Y lo es porque te has ganado un rincón en mi corazón, con tu simpatía, tu poesía y tu sinceridad. Te lo has ganado en este año y pico que llevamos conociéndonos y tratándonos. Con esta confianza eterna que nos tenemos y que nos ha fortalecido. Hemos estado juntos poco tiempo, sí, pero aquí lo que importa es la calidad del tiempo.

Hoy cumples 22, y yo aquí en la media isla brindo por tí y te envío un abrazo en la distancia, ansiando el día en que te lo pueda dar personal.

Te quiero. Tu vales mucho.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo»