Y siguen durmiendo

Ya he visto hasta tres personas en mi escalinata, pero lo de los otros días fue bien gracioso. Luego de que uno de mis vecinos mandara a este a levantarse de ahí, lo ví a las 9 DE LA MAÑANA durmiendo en la acera, mientras yo me dirigía a trabajar. La verdad es que a veces me gustaría tener tanto tiempo libre para dormir.