Yo también me visto de negro

De la misma forma en que mi compañera María Isabel hizo con su blog, yo sumo mi voz. De negro en contra de la impunidad.

Me dan ganas de decir más, pero si lo hago empezaría a escribir una serie de improperios no aptos para todo público. Prefiero el silencio, y el empezar a pensar cómo podemos darle un giro a nuestra impotencia.

Catarsis, catarsis… hoy más que nunca.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».