De negro contra la impunidad

Lo hicimos. Demostramos que este pueblo se respeta. Este es apenas el primer paso. Escribo estas líneas breves para agradecer y felicitar a la vez a todos los que decidimos ir para allá a dejarnos escuchar. Incluyendo a las personas que no entendieron que no se pueden utilizar todos los escenarios para protestar por asuntos que no son lo meramente propio, o lo meramente específico.

Necesitamos organizarnos. Necesitamos organizarnos. Como dicen los (inserte palabra fuerte aquí) de FENATRANO, hay que demostrarle a los que nos malgobiernan que «un golpe a uno, es un golpe a cada uno».

La lucha sigue.

Comparaciones

«Nueva York chiquito»
«Dollywood»
«Mónaco del Caribe»

Los tres términos provienen de la febril imaginación de nuestro Presidente…
Y uno piensa que tales expresiones son un elemento muy nuestro, siempre buscando algo foráneo para compararnos. La desaparecida revista Rumbo fue una vez llamada «la TIME dominicana», Juan Luis Guerra se refirió a Los Hermanos Rosario como «los Rolling Stones del pais», y uno vive siempre con la frase «parece de fuera» para decir que algo está bueno…¿Podremos algún día ser nosotros, por sí mismo, un paradigma?

Un pequeño comentario para empezar el día.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».