En tu día, Duarte…

Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la Patria.

Ni a mí tampoco. La patria nos necesita. Luchemos, organizadamente por lograr la patria que soñaste! Una vez más, reivindico este compromiso.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».