El Metro y yo

Y bueno, ya me monté en el Metro. Les deberé las fotos, porque yo no estaba en «hacer show», además de que ya casi todo el que ha hablado sobre su experiencia la ha adornado con el respectivo material visual.

Esperé que pasaran todas las pruebas, todas las ediciones gratuitas y decidí hacerlo cuando fuese estrictamente como usuario, después de abierto formalmente y cuando hubiese que pagar por ello. Y así fue: compré mi «tarjeta viajero» en la estación «Casandra Damirón» y me dí la experiencia.

Sigue leyendo