El Metro y yo

Y bueno, ya me monté en el Metro. Les deberé las fotos, porque yo no estaba en “hacer show”, además de que ya casi todo el que ha hablado sobre su experiencia la ha adornado con el respectivo material visual.

Esperé que pasaran todas las pruebas, todas las ediciones gratuitas y decidí hacerlo cuando fuese estrictamente como usuario, después de abierto formalmente y cuando hubiese que pagar por ello. Y así fue: compré mi “tarjeta viajero” en la estación “Casandra Damirón” y me dí la experiencia.

Resalto aquí los diseños de cada estación, sobre todo la participación artística. Tengo que reconocer que tenemos un gobierno admirador de las artes visuales, y eso se hace notar. Creo que en esto las estaciones de la primera línea son únicas en su estilo.

Pero ahora paso a unos elementos que, como usuario con relativa experiencia (que he utilizado o he estado en sistemas de este tipo en varias ciudades), me siento en la obligación de reseñar y apuntar, no necesariamente criticar (ya que la obra está ahi y hay que cuidarla… ah, los discípulos de Balaguer, caramba…)

Primero: La obligatoriedad de la tarjeta “Viajero”. En el Subway de New York, el Subte de Buenos Aires y el Monorrail de Las Vegas, la tarjeta es una de las tantas opciones para los miles de usuarios que se mueven en las distintas rutas (bueno, ok… en Las Vegas nada más era una sóla cuando yo fui).

Aparte de eso estaban los tokens y unos ID´s hechos en papel que podían ser comprados para más de un uso (digamos 10) o por un tiempo en particular (digamos una semana). Entonces, al obligarse a usar la tarjeta exclusivamente, se está corriendo el riesgo de que muchos plásticos se inutilicen, porque muchos sólo lo usarían una vez -vease el caso de los turistas (recuerden que se ha hablado del “atractivo turístico” que esta obra tendría)- y el costo de la tarjeta se perdería.

Segundo: El asunto de que hay que presentar la tarjeta para salir. Aunque no se cobre, imagínense ustedes en una hora pico el molote que puede armarse en una salida porque hay que “pasar” la tarjeta. Llámenme lo que ustedes quieran, pero yo no le veo ni el sentido ni la utilidad.

Es como si a cada vehículo que pase por el peaje, de regreso a la ciudad, lo retuviesen para que muestre la factura de que pagó a la salida. Me siguen? Pero nada, seguiré tomando mis anotaciones mientras me siga montando. Porque yo pienso usarlo en rutas cortas, nada de “dar una vueltecita para ver”, ese no es mi estilo.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

Anuncios

13 comentarios en “El Metro y yo

  1. aqui en el tren urbano hay q enseñar y pasar la bendita tarjeta al salir tambie,, lo bueno es que la misma tarjeta la p uedes recargar con dinero, ahora si se te pierde….
    Te doy la trullita cuando vengas

  2. Bueno Alexei

    Aparte de coincidir contigo en lo que planteas, se nota que la falta de organizacion es predominante y manejar transporte como ese tiene su masa neuronal que hay que poner a funcionar.

    Te agrego que aca en Sao Paulo, Brasil es como haz mencionado y es asi en Londres tambien, tu tienes principalmente 2 opciones, los tokens y la tarjeta. La tarjeta solo se pasa para entrar al metro, entrar al metro al igual que usar un token de papel ( aca el toquen es hasta de papel reciclado) ya si tienes que hacer transfers dentro del metro es free of charge, yo mismo he recorrido medio Sao Paulo haciendo transfers.

    Ahora imaginate el metro de Sao Paulo que mueve 6 MILLONES de personas diariamente que a las 12 del mediodia ya lleva 2.5 millones que a las 4 PM – 5 PM comienzen a parar para mostrar que pagaste, una vez que pasas el token no lo tienes mas y bien bien te pasan por arriba si te haces el memo en el camino.

    Ya lo demas es un corre corre, todo el mundo esta en la suya..

  3. Mis 5 céntimos:
    La validación del metro es diferente según la ciudad Europa donde te encuentres; desde solo una vez sin importar viajes y transbordos ( es decir una tarjeta de 10-20 trayectos SOLO se valida la primera vez) como en Berlin, hasta la doble validación como ocurre en los trenes de cercanías en Barcelona o en Madrid. la ecuación se basa tanto en la variable tráfico como en la de control ( siempre gana esta última). No creo desde la distancia que sea criticable. Sobre la tarjeta, posiblemente sea porque el servicio es muy nuevo. Las alternativas ya vendrán. Por cierto, sobre el token, al igual que los parkimetros en NY es una idea del sXIX…( existe algo más que EEUU…)

  4. Hermano Alexei…

    No dudo nada de lo que dices, pero la verdad siento en tu escrito un poco de negatividad de tu parte hacia el metro.

    Yo de mi parte, que solo me monte cuando monatrse era un “Show”, solo te diré lo que dice un amigo (Andrés Lugo José) que antes tardaba 2 horas de Villa Mella a la Maximo Gomez con 27 de Febrero, ahora lo hace en solo 10 minutos… con aire y confort.

    Bienvenidas sean tus criticas (constructivas) para que si algo hay mal, se mejore…. pues como dices: ya la obra está ahí y hay que cuidarlas.

  5. Yo tengo pendiente ir a conocerlo. No estoy de acuerdo contigo en la parte de que deben haber más formas de pago, creo que la “metro card” como única forma de pago es la mejor, primero porque no es complicado y segundo porque evita mejor la corrupción.
    En cuanto a lo de presentar la tarjeta a la salida si es una estupidez, no sabia ese detalle, pero eso deberá caer por su propio peso. Ahora, eso debe ser para poder crear posiciones para los compañeritos, porque no tiene ningún sentido, porque si uno no presenta la tarjeta a la salida, que va a pasar? van a devolver a uno?

  6. Alexei… todo lo que dijiste es bueno y válido… Me monté en el tren del progreso… tuve una experiencia muy divertida. Noté eso que dices, además entiendo que ayudaría que cada estación además del nombre dijera el nombre del sector…por ejemplo…”parada Honduras” o Villa Mella, o Cementerio… o… Uasd.., así lo he visto en otras ciudades como en Caracas y Puerto Rico… De todas formas me gustó que honraran a las distintas personalidades en las paradas.

  7. Cómo siempre, Alexéi tiene un punto de vista muy interesante sobre el metro. Yo, aun no cuento con el valor suficiente para subirme en el “tren del progreso”. No creo tenerlo por muchos años. Pero sé que quizá algún día olvidaré todo lo que mi país tuvo que sacrificar para tener un metro, y cuando esto suceda me subo. Antes no podría.

  8. estoy de acuerdo con que se debe de hacer ademas de esa tarjeta otra que sea para el uso de un solo dia o una semana esto es para los turistas y las personas que solo nesecitan usar el metro por unos dia ,vivo en miami y he utilizado el metro de aqui y puedes comprar una tarjeta en la que puedes viajar todo el dia en el metro ,hay tarjatas para un dia ,para una semana…se llama “all day pass” ….

  9. en realidad la tarjeta se presenta al salir para llevar un control del movimiento de los pasajeros con fines estadisticos

    yo me monte en metro hace un par de semanas con un coro que hicimos y aunque se gastaron unos millones que nadie sabe cuantos fueron, realmente quedo bien hecho y me gustaria que arrancaran el de la kennedy y el de la 27 JUYENDO a ver si los sindicalistas se van de vacaciones 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s