Estos dias de fin de mes

He reflexionado mucho sobre como abordar este tema en mi Catarsis, te confieso. Y la verdad es que no he encontrado otra forma que esta: de frente, sincera y personal. Porque asi soy, asi me conociste y asi he estado desarrollando esto que hoy podemos llamar «yo». Ayer fue una fecha de mucha importancia, no solo por lo patrioticamente obvio, sino porque marcó un aniversario. Yo se que no fue en esa fecha, pero ya para ayer se estaba iniciando un nuevo episodio en mi vida que convirtio al 2008 en el mas intenso de los casi 28 años que llevo de existencia. Ah los hilos del destino… tengo que hablar de ti cuando jamas quise involucrarte en mi Catarsis. Tengo que hablar de mis secretos (des)amor-dazados justo cuando empiezo a soltar el cable para volar con alas propias. Pero asi de irónica es la vida y así de graciosos son los «rios misteriosos que corren bajo la tierra» (recuerdas este verso?) Mientras Milanés me sume en lo mas hondo de la nostalgia de lo que jamas existio, levanto por enésima vez mi vaso para agradecerte haber existido y haber estado en mi vida… se que, aunque a veces quiera negar tu existencia y desee profundamente no haberme chocado con tu historia personal, mi vida no  fuese lo mismo hoy.

Hace un año, como dijiste, del «milagro» de conocernos. Y yo, insisto, no tengo más para ti que agradecimiento. Pero sólo eso.

Catarsis, catarsis.