Natalia Mármol y la intolerancia estatal

Cancelaron a Natalia

Víctor Víctor
domingo, 08 de marzo de 2009

A Natalia, la de La Revuelta, la cancelaron en Relaciones Exteriores, donde trabajaba. La democracia de ese recinto no permite diferencias y no es compatible con mujeres que expresan sus ideas con libertad.

Todo empezó cuando ella y su grupo La Revuelta organizaron una tarde de oración en el parque La Lira, para que la señora Lubrano se sanara de sus públicas dolencias y así pudiera cumplir su pena en Najayo, que fue lo que Dios le mandó.

Entonces los burócratas de Relaciones Exteriores se ‘enculillaron’ y le llamaron la atención, como diciéndole que no podía orar por doña Vivian. Alguien comentó que cuando llegara el jefe iban a ver qué harían con ella. Fue una advertencia laboral, un ‘pau pau’ para esta joven que oraba por más justicia.

Sigue leyendo