El «Terror» en Halloween

En esta tarde de brujas, les dejo con el «Terror». Su majestad, Luis Días. Esta canción (que realmente se llama «La parte alta«) me encanta (de hecho, fue en ese mismo concierto -circa 2002- donde la escuché por primera vez). Cuando yo estaba por montar el natimuerto proyecto Vox Thánatos (una deuda para algún día, conste) yo logré obtener del Terror en persona el permiso para hacerle un arreglo y montarla. Quien sabe si él todavía se acuerda del permiso o si yo me anime a hacerlo algún día. Anyway, no soy el más experto en música, tampoco tengo pretensiones de serlo, pero los colores que me transmite la melodía siempre han sido capaces de sumergirme dentro una dimensión de sentires, que para qué les cuento. Disfrútenlo ustedes.

Alter-O-ritmo, o el ritmo del Círculo Alter

Pues sí. Que resulta que mis panas sancristoberos del Círculo Creativo Alter estarán celebrando su primer aniversario (y el primer centenario del natalicio de Juan Bosch) muy a su modo: rebeldía literaria hasta rabiar. Como parte de estas fiestas, se trasladan hacia la capital a realizar una tarde de «poesía, música, performance y par de fallos matemáticos» (no era así, Isidro?) y han tenido la gentileza de invitarme a participar (y yo el atrevimiento de aceptar)

Alter O Ritmo 09, será, pues, un reencuentro con el hacer poesía a partir de códigos físicos (de llevar las palabras a las acciones, pues). Conmigo estarán: de la capital los Erranticistas (Glaem y corillo), Isis Aquino (del taller literario «El Viento Frío«), el colectivo vegano Urbit (desde la culta y olímpica, mi amiga Mashy Taveras estará haciendo bulla) y Daniela Cruz desde Santiago.

Sea pues válida la ocasión para invitarles. Este 3 de noviembre a las 5:30 PM en la Sala «Ramón Oviedo» de la Secretaría de Cultura. Para los que llevan anotaciones, eso es en la George Washington (Malecón) frente al obelisco «macho»… y muy cerca de la remozada plaza Juan Barón. No prometo des-amor-dazar secretos, pero sí compartir silencios. Valga la indirecta.

Catarsis, catarsis.

Tricom y los bloggers

Yours truly y Alba Flores, gerente de comunicaciones de TRICOM

Yours truly y Alba Flores, gerente de comunicaciones de TRICOM

En el día de ayer, Tricom convocó a un grupo de bloggers criollos a un encuentro en el octavo piso del hotel Holiday Inn, de reciente inauguración, para… hablarnos de la compañía. Un pequeño bosquejo desde sus inicios hasta la actualidad y las distintas ofertas de entretenimiento, comunicación de voz y data con las que cuentan. Pero lo más importante, y la razón principal por la cual nos habían convocado fue para informar que la telefónica criolla concluyó con éxito su proceso de reestructuración financiera.

Más allá de esta noticia, que representa un nuevo despegue para la compañía, lo importante es el hecho de que Tricom es, hast ahora, la única telefónica en el país que ha tomado muy en cuenta la importancia que reviste internet en la difusión de informaciones para llegar al gran público. En este sentido, mis amigos de Duarte101, Technocracia, Demetrix y GadgetDominicana (entre otros) siempre han sido invitados a eventos informativos de Tricom, con la misma importancia que si fuesen periodistas y-o comunicadores tradicionales.

Y eso vale una mención.

En el día nacional del Poeta

«Lucha, insiste, tus títulos reclama:
que el fuego de tu zona
preste a tu genio su potente llama,
y entre el aplauso que te dé la fama
vuelve a ceñirte la triunfal corona».
de «Ruinas», Salomé Ureña.

Hoy se cumplen 159 años de tu natalicio. Y por eso hoy, en nuestra media isla, celebramos el Día Nacional del Poeta. Quiero celebrarlo con uno de tus versos más combativos, felicitando a todas y todos los que nos hermanamos en la apreciación de la belleza a través de los versos. Gracias a tí por ser escuela (e inspirarme desde pequeño cuando te leí por primera vez en la revista Tobogán). Gracias a todas y todos los que han servido de inspiración. Me detengo hoy para rendir tributo a 3 personas que me dieron el impulso temprano: Silvano Lora (EPD), Ida Hernández Caamaño y Claudio Cohén. Gracias. Uno es el resultado de lo que mucha gente influye, y mi devenir como escritor ha dependido de su estímulo y guía.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Chipeo «poético» con Rita Indiana

Las comillas no podían estar más a propósito. After all, esto no podría ser llamado poesía (aunque con las cosas que he visto en estos 28 años, estas inspiraciones son un chivito jarto e jobo al lado de ellas) , pero surgieron a raíz de querer pasarme el rato y botar un poco el stress (o estrés, o cualquiera de sus derivaciones) que causa la jornada. Como he dicho por Gtalk y con algunos amigos, «el equeibol de rita es adictivo» (y ustedes pueden comprobarlo si entran aquí y lo escuchan) . Se aceptan críticas incluso del tipo «tú no tienes oficio muchacho!»… total, a fin de cuentas (como dice uno de mis compañeros de Justicia Global) uno tiene derecho al libre chipeo al menos una vez por día. Sigue leyendo

Familia es familia

… y cariño es cariño, dice Blades. Una de las ventajas de que la Feria Regional del Libro haya sido en la «culta, olímpica y carnavalesca», es que -aparte de todo- la ciudad dormida en el Valle es también mi cuna materna. Bueno, más bien la cuna de mi madre (hi, mom!). Y entonces uno se inventa tirarse para allá par de días y reencontrarse con la familia para revivir nuestros años de infancia y temprana adolescencia. Y aquí estamos nosotros, los 3 contemporáneos de la 2da generación de los primos «Díaz Solís», reunidos después de… quien sabe cuanto tiempo. De izquierda a derecha Johnattan, quien escribe estas líneas y Fausto. Valga la nota familiar y vaya también el saludo -a través de esta- a toda la familia que me lee desde el silencio. Igual, desde el silencio, se les agradece el privilegio de su lectura.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Caminos de plata

Me confieso amante de los viajes. Tanto en el trayecto como en el destino. Observar los kilómetros devorados bajo la inmensa corbata negra del pavimento (o el rastro de neumáticos que ha convertido un sendero en oficial).  La provincia esmeralda me brindó sus aguas, su verdor y su buen ánimo. Allí, en el tesoro más escondido de Monte Plata, entre loas y rumbos empinados que hicieron sudar a más de un colega, transcurrió un fin de semana. Fuegos artificiales matutinos, remedo de los chupinazos pamploneros, que espantaron a más de uno y que incluso hicieron recordar aquella salva de 21 cañonazos. «Faltan 18!», escuché decir a uno de los colegas, buscando evadir el grito de miedo.  Y abajo, reinando por kilómetros, el agua, descendiendo a raudales en cada parada de esta excursión. Dificil resistir la tentación de hundirse en ellas, aunque en mi caso tuve que hacer la excepción (quien manda a decidir no llevar traje de baño). Monte Plata. Allá quedas tú con tus balnearios y tu verde luz, y aquí sigo yo defendiéndote y amándote, ahora más que nunca.

Catarsis, catarsis.

Desde las artes, a la luna

Mañana, como cada primer viernes de Luna llena, estaremos en Guloya en nuestro encuentro mensual de poetas, músicos, artistas y locos lunáticos y luneros. Cualquier cosa puede pasar desde que el Guardián de las Sombras se aparezca. Recuerden, lo único prohibido aquí es cohibirse.

Les recuerdo que Guloya está en la Arzobispo Portes 205, Zona Colonial. Si le caen antes, no se pierdan «El 28».

La Negra, inmortal

 

Mercedes, quien estuvo en la isla en aquella jornada tan bien recordada y difícil de repetir de “Siete días con el pueblo”, supo acompañar mi tortuoso y difícil trayecto del fin de la adolescencia a la joven-adultez, si podemos llamarlo de alguna forma. Gracias a la colección de CD´s de mi papá, empecé a descubrir un mundo lleno de cigarras, caritos, mazas y -sobre todo- canciones.
En «Y dale alegria a mi corazón…«, Diciembre 2006.

La noticia de su gravedad hizo que mis emociones se paralizaran. Y despertarme ayer con lo inevitable me provocó una repentina tristeza. Tristeza porque, aunque uno sabe del irremediable trayecto de la vida hacia la muerte, ella sigue doliendo. Porque La Negra hoy no está y su potente vozarrón sólo retumbará en el recuerdo. Porque desde ayer no te tenemos entre nosotros y eso convierte al mundo en un lugar un poco más triste. No te olvidaremos jamás. Hasta pronto, Mercedes Sosa.

Altas y bajas, en idolos latinos

Y esta es mi valoración. Lo del pasado sábado 3 de octubre en el Estadio Olímpico tuvo sus altas y bajas. Altas en cuanto a la entrega de los 5 exponentes que se entregaron a las más de 30 mil almas congregadas allí (el número es una aproximación mìa, pero está claro que el estadio se llenó, whatever the hell that means for) durante las más de 4 horas que duró todo el concierto (no sé el número exacto, me fui cuando el cangri iba por la tercera canción, y ya para ese momento el reloj marcaba las 2 de la mañana). Bajas en cuanto a fallas bien serias respecto a la logística y la seguridad, que debieron ser previstas por el equipo de EME Producciones y Brahma Light (los patrocinadores principales) y que han provocado esta avalancha de quejas de un público «acostumbrado» a grandes eventos en el aforo más grande de nuestro país.

Sigue leyendo