Familia es familia

… y cariño es cariño, dice Blades. Una de las ventajas de que la Feria Regional del Libro haya sido en la «culta, olímpica y carnavalesca», es que -aparte de todo- la ciudad dormida en el Valle es también mi cuna materna. Bueno, más bien la cuna de mi madre (hi, mom!). Y entonces uno se inventa tirarse para allá par de días y reencontrarse con la familia para revivir nuestros años de infancia y temprana adolescencia. Y aquí estamos nosotros, los 3 contemporáneos de la 2da generación de los primos «Díaz Solís», reunidos después de… quien sabe cuanto tiempo. De izquierda a derecha Johnattan, quien escribe estas líneas y Fausto. Valga la nota familiar y vaya también el saludo -a través de esta- a toda la familia que me lee desde el silencio. Igual, desde el silencio, se les agradece el privilegio de su lectura.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».