Viernes en verso libre

vie
vie
vie
viernes.
pero yo estoy aqui en el trabajo
lo que significa que mañana hay trabajo
lo que significa
que para mì
este viernes
es como cualquier viernes
de la jornada laboral
pero no cualquier jornada
sino una
que se extiende
hasta el domingo
y se hermana
con la próxima semana
en una cadena interminable
infinita
que se rompe
el próximo
viernes.

Hacia el trayecto del Sol

«Dame mambo y carretera»
Habana Abierta


Nueva vez tocó la oportunidad de enredarme en un extenso diálogo con el pavimento. Paralelo a la costa que me vió nacer, mis antojos carreteriles se extendieron hacia el Este franco, en contraposición al trayecto que Mir definió en sus versos inmortales. Allá mismo donde los primeros rayos del sol azotan nuestros 48 mil kilómetros cuadrados de realidad y donde los Aristy reinan en pareja, bajo la atenta mirada de la Altagracia.

Pero allí no culminaba mi peregrinar, que soportó estoico los múltiples avatares del trayecto (gomas pinchadas y cambio de bus incluido) sino hacia un rincón de ensueño y calor, mucho calor.

Sigue leyendo

Cinco años en Catarsis

Haciendo una paráfrasis del tema de New Page, «No ha sido ni un mes ni dos…» han sido cinco años «lloviendo tinta y sangre a raudales». Desde aquel primer día en que, sentado en el mismo lugar desde donde hoy digito estas líneas, me decidí a retomar mis andanzas en la escritura digital, desde un enfoque más propio y personal.

Estos cinco años marcan también igual período en el periodismo escrito. Mirar en retrospectiva y extrañarse (en primer lugar) por el tiempo transcurrido con aquella frase de «¡caramba, como pasa el tiempo!» se hizo mandatorio. Luego abrí las páginas del pasado y me reí con cada estación de mi vida plasmada en esta Catarsis. Y reflexioné mucho. Pensé en ustedes, los que me leen desde siempre y desde hace poco, quienes se fueron y quienes retornan. Gente que ha compartido esta casita con sus comentarios y que se ha hecho parte de mi accionar. Gente a la que siento muy cercana a mí con cada palabra.

Hay mucho que contar. Desde el momento en que hice mía aquella frase de «Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo», hasta las distintas etapas de esta bitácora. Los talleres impartidos, las actividades participadas, las Ferias del Libro, los viajes al exterior y el compartir experiencias en general. Catarsis siempre ha estado ahí, y espero que esté por un tiempo más.

Así que aquí estamos. Un año más. El primer lustro. La media década. Cinco años.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Igual que cada 17M

Y mi recomendación final: Si es inevitable que esta situación continúe, si es imposible evitar actos indignantes y miserables como el que presencié el domingo en el aeropuerto, ¿porqué, doctor Balaguer, no se decide Usted a subirse en el avión o el barco y desaparece definitivamente de este país junto a todos los anteriormente mencionados?

Como cada vez que llega el 17 de marzo, tengo que recordar tu partida abrupta, gracias a la cobardía de quienes temían a tu pluma. Tengo que sentirme orgulloso de tu ejemplo y proclamar que tu sangre no fue derramada en vano. Hoy, como cada 17M, me obligo a no olvidar mientras camino hacia el sitio de tu asesinato, cerca de la UASD de tus amores.

Catarsis Diaria en los Casandra

Por primera vez de manera oficial, estaremos dándole cobertura a la premiación más importante de este país (bueno, la única, podría decirse). Los premios Casandra!

Desde la sala de prensa, ubicada en la Sala Ravelo del Teatro Nacional «Eduardo Brito» estaremos actualizando vía nuestra cuenta en twitter (que puede verse en el lateral derecho de este blog) todos los asuntillos de esta vigésimo sexta entrega del premio que organiza la Asociación de Cronistas de Arte y Cervecería Nacional Dominicana.

Así que ya lo saben. Esperamos iniciar nuestra «twitt-transmisión» a partir de las 7 de la noche.

Drama en un hashtag

Me encantan las redes sociales. Es mucho lo que puede aprenderse y analizarse sobre los seres humanos con la mera contemplación virtual. Siempre he defendido la teoría de que la humanidad es única en todas sus plataformas, y que la Internet simplemente ha brindado más luz sobre la ya bastante limpia y transparente naturaleza de los únicos seres vivientes que tenemos capacidad para hablar (hasta que se demuestre lo contrario).

Pues bien, no hay que ser John Gray para confirmar aquello de que «los hombres son de Marte y las mujeres de Venus», cuando ya la propia realidad de nuestros días tras días lo demuestra mucho mejor que un librito de autoayuda. Pero a veces nos cegamos y no nos damos cuenta de eso que está al frente.

Sigue leyendo

Las más pobres entre las pobres

Mientras realizaba unas entrevistas para mi contribución al número especial de La Vida en el Día Internacional de la Mujer (Mujer Trabajadora, debe decirse), mi compañera de organización Xiomara Peralta trajo a colación un detalle que no se nos debe olvidar: el de que las mujeres son pobres entre los pobres.

Hoy despierto con un informe de las Naciones Unidas que resalta el hecho de que en República Dominicana la tasa de desempleo de la mujer es más del doble que la del hombre.

A todo esto, se agrega que el 43% de la mujeres recibe ingresos inferiores a 4,000 pesos mensuales. Cuatro mil pesos!

Por eso, más allá de la clásica lucha respecto a si debe existir un día de las mujeres, expreso mi solidaridad y acompañamiento en la lucha por una real equidad de género y contra el sistema opresor que no diferencia género ni raza… todos somos exprimidos de la misma forma.

A ustedes, mujeres que día a día viven sin fanfarria tratando de sacar lo mejor de donde no hay, mis parabienes.

Resistir hasta vencer o morir, venceremos!

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Una canción para empezar Marzo

Dulces sueños para un mes de transición. El tercero del año 10 de nuestra Era Ventiúnica. Hoy me ha dado con volar, ante la autoimpuesta prohibición de flotar (no hay tiempo). Me he ido en random y, en recordación de días y conciertos pasados, llegó esta canción de Atercio.  Nos seguimos leyendo.