Con la albiceleste hasta el fin

Celebrando el 3-1 de Argentina contra México, el sábado pasado en Champions

A menos que sufras de amnesia o hayas recuperado el sentido en los últimos 3 días, es difícil imaginar que alguien no haya sido “tocado” por la fiebre futbolística que recorre el mundo durante todo este mes. Fanáticos, entusiastas, posers, deportistas, periodistas, comentaristas, damas y caballeros, público en general… todo el mundo al menos ha visto imágenes de los juegos de este Mundial de Fútbol que se está efectuando en Sudáfrica… con todo y el cambio de horario.

La Catarsis ha sido testigo de mis sufrimientos y alegrías con la selección Argentina: en Alemania 2006, en la Copa América, en el Mundial sub-20 (en donde Messi se alzó con el triunfo) y hasta en Beijing 2008, que regresaron con el oro olímpico. Pero aún me falta celebrar la gloria suprema: un campeonato mundial.. o morir con mi equipo en el intento.

Este sábado, Argentina va contra Alemania en cuartos de final: repetición de la misma epopeya del 2006. Ya veremos si Messi logra el descontrol que no pudo lograr en aquel mundial, sobre todo porque Pekerman no lo sacó de titular (y cuando lo puso a jugar, ya era muy tarde). Confieso que no sé que pasará. Y confieso que este es, para mí, el rival más duro que la albiceleste va a enfrentar… por ahora.

Pero yo sigo con Argentina. Ganemos o perdamos. Ya lo dice uno de los cánticos más famosos:

Es un sentimiento,
no puedo parar

Y si bien me causan algo de risa algunos que sólo siguen a Brasil cada cuatro años (y pretenden venir a “echarme vaina” a mí sin conocer un ápice del sistema del Mundial y mucho menos de lo básico de un juego de fútbol), confieso que esto me ha apasionado como nunca antes. El año pasado dije que no quería saber de béisbol, luego de la debacle en el Clásico Mundial frente a… HOLANDA!, así que parece que todo lo que yo quise gritar en ese momento y no pude se ha volcado en esta pasión albiceleste.

El sábado está a la vuelta de la esquina. La suerte está echada. Y yo voy a los míos… y para los 2 o 3 graciosos que quieran empezar a “dar cuerda”, les recuerdo dos cosas: la primera, que este es un campeonato de fútbol, no de simpatías. La segunda, que si usted no sabe de fútbol, y se ha ido con Brasil para hacer bulto, absténgase de opinar… o hágalo, pero no por aquí.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

Anuncios

8 comentarios en “Con la albiceleste hasta el fin

  1. Disculpa, pero con esa jarra en la mano es que pretendes llegar a nuestra meta de menos 20 para agosto?? Por cierto, es pura envidia porque no he podido tomarme una en estos días.

    • Aprobé el comentario para responderlo:
      Sí, sabemos de fútbol. no sólo por la gran inmigración europea (españa, francia, alemania e italia principalmente) que ha llegado en estos últimos años, sino también por cuenta propia. Hay una liga de primera división (que no es tan grande, pero juega), tenemos jugadores dominicanos en ligas extranjeras (Argentina, Puerto Rico, Uruguay, Islas Vírgenes, Suiza, Italia…) en equipos de segunda división, pero algo es algo. Si bien no se ha logrado crear el “impacto” del deporte en el país, hay varias escuelas y ligas que lo practican (mis méritos a Jorge Bauger y a Quishpe Mendoza, quienes han sabido prender esos fueguitos cada uno por su lado). También los salesianos han sabido sembrar escuela (por eso Moca, en la provincia Espaillat, es la “capital del futbol dominicano”, después de San Cristóbal, que es donde está el complejo de la selección nacional).
      Pero no sólo sabemos de fútbol, sabemos de volleyball, sabemos de softball, de baloncesto (en estos días se llevará a cabo el centro-basket 2010 acá, con miras hacia los juegos olímpicos del 2012)… y además somos fanáticos de los deportes en general, sin mirar nacionalidades.

  2. Bueno, bueno, se te cayo el tabaco compay la fria luce bien pero el poloshirt casi revienta. Lo de Argentina fue una pela. Lo lamento por Argentina pero no por Maraadona que es un idolo de barro….

      • Hace tiempo leo su blog. Le confieso que difiero de usted (respetuosamente) en varios punto de vista y no solo deportivos. No le conozco, pero el hecho de publicar mi comentario aun conteniendo este una opinión contraria a la suya me provoca un sentimiento de respeto hacia su persona. A dado usted una lección de democracia, tan necesaria en muchos medios y muchos paises. Mis felicitaciones por esa actitud y mi exhortación a no perderla nunca. Precisamente la esencia de la democracia es el deber de luchar para que nuestro adversario pueda expresar su opinión libremente.
        Un saludo y seguiré leyendo su blog.
        Mike G Morales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s