Verguenza nacional

Sin lugar a dudas, esa es la única frase que se me ocurre para todo lo que está ocurriendo con CentroBasket 2010 y las posiciones bien férreas que ha asumido FIBAAméricas en el sentido de que si no se resuelven las mínimas condiciones del Palacio de los Deportes «Virgilio Travieso Soto», el torneo va a ser suspendido.

No sé que más decir. Me ha dado una verguenza mezclada con rabia explicarle a una colega puertorriqueña todo lo que ha pasado. Y mientras tanto, nuestro ministro de Deportes sonriente invitando en unos anuncios a seguir las incidencias de Mayaguez 2010. Sí, insisto que e´pa´lante que vamos… hacia el precipicio.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

De las distancias

Mi voz
no puede acariciar
tu espalda,
mis manos
quedan privadas
de cruzar
la profundidad del charco
que separa
nuestras historias,
pero en esta madrugada,
mientras las estrellas
pierden terreno
ante el alba
mis ojos llueven
al mirarte.

(Un abrazo a distancia. Aquí estoy yo)

Catarsis, Catarsis.