Solidaridad con el estudiantado de la UCSD

Me gustan los estudiantes
porque levantan el pecho
cuando le dicen harina
sabiéndose que es afrecho,
y no hacen el sordomudo
cuando se presenta el hecho.
Caramba y zamba la cosa
¡el código del derecho!

Violeta Parra.

Un nuevo llamado a la solidaridad. A la lucha que realizan las y los estudiantes de la Universidad Católica Santo Domingo en demanda de educación superior de calidad. Una que valga lo que pagan y que ahora le quieren aumentar, de un modo no justificado e injusto. Una lucha que está pretendiendo ser silenciada de manera coercitiva, injusta e inconstitucional. Cercenándoles el derecho a la libre asociación, a la libre reunión e incluso a la libre expresión, como ha ocurrido con el colega Héctor Romero, a quien le han amenazado incluso con retirarle la matrícula.  Estudiantes, profesionales, artistas, ciudadanos en general, no podemos quedar indiferentes a este atentado contra las más elementales libertades consagradas en nuestra Constitución. Se hace urgente que nos unamos a la lucha del estudiantado de la UCSD y la hagamos nuestra. Mi Catarsis se une, y me atrevo a decir que desde la organización que me digno en pertenecer, también estaremos dejándonos escuchar.

A los amigos de la UCSD en pié de lucha, mi abrazo solidario y mi acompañamiento incondicional.

Hoy más que nunca, que vivan los estudiantes!

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo»

SD-DXIV

Foto: Pedro Genaro

Foto: Pedro Genaro

El título les puede sonar un poco extraño o incluso «fuera de este mundo». Nada más fuera de ahí. Un día como hoy, hace 514 años, Santo Domingo nos fue fundada. Mi ciudad está de aniversario, y yo quiero celebrarla. He aprendido a valorarla, a quererla, a disfrutarla en cada centímetro. Desde Capotillo hasta Bella Vista, desde La Zurza hasta Ciudad Nueva. Desde Arroyo Hondo hasta Las Cañitas. Hoy mi ciudad está de fiesta… o al menos, debiera de estarlo.