¿Museo a Trujillo? Ya lo tenemos

Lo malo de tener que enfrentarse a realidades como las de estos primeros días de gestión congresual es escuchar «genialidades» como la del…ejem… «honorable» diputado Luisín Mejia, cuando dijo que la prensa es responsable de la «mala imagen» que tienen los diputados ante la sociedad (insistiendo en culpar a las sábanas por la fiebre). Pero nada como esta de Leivin Guerrero (PRD-San Cristóbal) de cuya existencia me he enterado ahora que propone que en San Cristóbal se construya un museo dedicado a Trujillo y a su historia, además de que se traigan de vuelta sus restos.

Lo de traerlos o no, ya es cuestión de otra discusión. Claro, yo entiendo que -de hacerse- tendrían que ser sus descendientes (la «Fundación Trujillo Martínez» que está buscando reivindicarle y «contar su lado de la historia» tendría una tarea ahí) Pero lo gracioso es que el diputado en cuestión hablase sin saber que ya aquí existe, no una sino varias salas museográficas que tratan el tema de Trujillo.

Sigue leyendo

Atreviéndonos a experimentar

«Abre tus ojos y tu corazón,
y aprende a ver lo que no ves.
Otra forma de sentir
besa, nos besa y enciende la luz de vivir»
Pedro Guerra

El asunto va un tanto más allá del planteamiento original de «Peter War«, y me vino a la cabeza mientras -casi a la velocidad de un rayo- descendía por una arteria urbana en labores de trabajo. ¿Cuantas veces hemos dejado pasar valiosísimas oportunidades para descubrir y experimentar nuevas emociones, simplemente porque hemos decidido de antemano que «no nos gusta»? Voy más allá de experiencias gastronómicas, sino más bien emocionales. Desde un artista que nunca hemos escuchado por los prejuicios o porque «no nos pareció bien de primera impresión» hasta la asistencia a determinados sitios o actividades que «no nos parecen» particularmente atractivos. No han sido pocas las veces que he escuchado «diablo, y pensar que yo no quería venir… ¡de lo que me he perdido hasta ahora!»

Y bueno… mi reflexión de hoy va en ese sentido: la vida es DEMASIADO corta como para estar tomando decisiones así porque sí. Vamos a atrevernos a experimentar, vamos a vivir en cada segundo, cada huella, cada momento. Vamos a decir que sí y a intentarlo… si no nos gusta, al menos tendremos el clásico «conocimiento de causa» para poder criticar mejor.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad y con mi vida la defiendo»

Lanza tu grito de denuncia

Comparto con ustedes un fragmento del libro «Reflexiones Cotidianas», autoría de Ángel Pichardo Almonte, Coordinador General de Justicia Global, cuya publicación está próxima. Lo hago en el entendido de que muchas y muchos nos sentimos solos en este momento de la historia…

Lanza tu grito de denuncia… Avanza.

Hay tiempos en los que la mediocridad se agrupa con tal facilidad que pareciera como si la verdad y la justicia tendrían que retroceder y esperar.
Hay noticias de que tiempos peores se aproximan. Todo esta perdido.
Y lo peor es que parece imposible encontrar salida. Y hasta puede afectar tu estado de ánimo. Y pensar que tus convicciones sobran.
Así es, hay tiempos en los que es mejor retirarse y esperar: esquivar y cuidarse.
Pero este no es ese tiempo. Es el momento de avanzar y luchar con todas tus fuerzas: Piensa. En que estos tiempos. Si eres de los que ve el avance de la mentira  es el deber de iniciar tú.
Lanza un grito estremecedor de denuncia. Hazte escuchar. Ahora pelea. Avanza, cuida tu espalda.
No estás solo. tus camaradas escucharon tu grito. No hay marcha atrás. La esperanza crece en este campo de batalla contra la mentira y la injusticia.

Resistir hasta vencer o morir, Venceremos.

Angel Pichardo Almonte

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Censuran el mural de Jarabacoa

Hace unos meses, en los días en que nos preparábamos para el VIII Festival de Poesía en la Montaña, Taty Hernández nos alertó a todos de algo que se estaba suscitando en la comunidad. Estaba relacionado a las amenazas del párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen (ubicada al lado del parque Duarte del pueblo) de borrar el mural «Alegoría a la virgen del Carmen» del maestro jarabacoense Roberto Flores, alegando que las imagenes de los ángeles presentes ahí eran «satánicas» y «desviadas».

Pues bien… como ya ven en la foto y como verán en el video, si bien el párroco no logró poder derribar el mural, ya logró colocarle unas lonas de vinil blanco encima de ellas.  Yo no tengo mucho más que decir al respecto, vean ustedes el video y sean los jurados…

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».