El lunes, de amarillo

No soy borrego.

No soy «influenciable».

Creo en el poder transformador que nos es particular a los seres humanos, hombres y mujeres.

Creo en que el pueblo organizado es poder, y logra las transformaciones que quiere y necesita cuando se organiza.

Por eso estoy organizado. Por eso pertenezco a una organización revolucionaria.

Sigue leyendo