«A la garata con puño» en PDF

Hace unos días les comenté de mi inclusión en la antología «A la garata con puño» que Ariadna Vasquez realizó para la revista literaria mexicana «Punto de Partida» de la UNAM. Pues hoy, gracias a Luis Reynaldo, me enteré que ya este contenido fue publicado en el portal de la revista en internet. Y ahí vinieron otras sorpresas muy agradables, como el ver que también han sido incluidos aquí gente que me honra en compartir esta pasión apalabrada como Sussy Santana, Rey Andújar, Daniela Cruz, Rossalina Benjamin y Jennifer Marline, entre otros, aparte de mis hermanos arañadores Luis Reynaldo y Dei. Les coloco el enlace haciendo click en la fotografía con la portada.

¿Algo más? Sí, que las ilustraciones y piezas artísticas que acompañan toda la antología fueron creadas por Jorge Pineda, un creador visual criollo cuya obra y trayectoria admiro muchísimo (también le ha metido al teatro, fue co-dramaturgo y co-director de «Puentes» junto a Henry Mercedes y Rita Indiana Hernández, una obra que refleja ese «maravilloso mundo» de la poesía de la Rituka). Disfrútenla.

Catarsis, catarsis.

Poesía del movimiento – #independenceDO

¿Y qué es performance? La pregunta que más se ha hecho durante estos últimos días. He pensado en decenas de respuestas, todas según el nivel de conocimiento artístico que tenga la persona que me ha interpelado cuando ve alguna de las acciones que se han hecho durante estos siete días de Independence.DO, Festival Internacional organizado por la Plataforma Dominicana de Performance que coordinan Eliú Almonte y Grimaldy Polanco.

De pronto, al observar a Paul Coulliard, canadiense, realizar esta acción duracional frente a la Fortaleza San Felipe, con el marco del antiguo faro en el trasfondo, lo tuve bien claro: performance es la poesía del movimiento. Más allá del cuerpo como alfa y omega del arte, es traducir todo ese lenguaje poético que los escritores buscamos en nuestra obra. Sigue leyendo

En esta fecha natalicia, Patria…

Estando en tus escarpadas, patria, estando entre tus lomas, en este rincón donde el Atlántico macera tu existir, han llegado a mí estos versos que una vez leí en el colegio. Hoy los recito y los comparto. Hoy que cumples un aniversario más de ser «libre».

Patria,
jaula de bambúes
para un pájaro mudo que no tiene alas,
Patria,
palabra hueca y torpe
para mí, mientras los hombres
miren con desprecio las pies sucios y arrugados,
y maldigan las proles largas,
y en cada cruce de caminos claven una bandera
para lucir sus colores nada más…

Mientras el hombre tenga que arrastrar
enfermedades y hambre,
y sus hijos se esparzan por el mundo
como insectos dañinos,
y rueden por montañas y sabanas,
extraños en su tierra,
no deberá haber sosiego,
ni debera haber paz,
ni es sagrado el ocio,
y que sea la hartura castigada…

(Fragmento de «Canto gris a la patria bien amada» de Héctor Incháustegui Cabral)

Reencontrándome con la narrativa

En posición de escuchar, ojos cerrados incluidos, mientras Ricardo lee.

Digo que mi compromiso con la literatura data desde los 18 años, cuando decidí integrarme al Círculo Literario de INTEC (que en ese entonces era coordinado por Ida Hernández Caamaño), porque es el año en que empiezo a darle seriamente al tema. Pero claro, es en el colegio donde se dan mis primeras manifestaciones de interés (ya para quinto grado de primaria había garabateado algunos versos y en primero de bachillerato escribí «Crisis mental», que sería mi primer cuento. Luego vendrían mis participaciones en los concursos literarios de «Listín 2000» con cuentos a partir de «El Rey León», «Pinocho» y «El maleficio de la mariposa»).  Sigue leyendo

Sábado (sin) Corporán o el no retirarse a tiempo

Ya sabemos que el 18 de febrero será el último día de Sábado de Corporán en Color Visión. En estos últimos días se ha hecho muchísima bulla sobre el hecho de que «El campeón de la televisión» fue sacado del aire por los ejecutivos de «La Dinámica» luego de agotar una historia de más de 20 años en la televisión. 23 y pico, para ser exactos (Mayo 1988).

Confieso aquí y ahora sin ningún tipo de verguenza que yo tuve mi temporada de sentarme todos los sábados a ver el programa (mi temprana infancia), luego renegué de ese estilo tan particular de burlarse de las miserias de la clase baja dominicana (aunque nadie le rebate lo original de su forma de hacerlo). Lamento mucho que esto haya tenido que pasar de esta forma y que él no haya sabido retirarse. Las señales estuvieron muy claras. Sigue leyendo

Con ustedes la @PayasaAgapita

En este viernes quiero presentarles a una amiga desde la vecina Isla del Encanto. A mí me encanta referirme a ella por su nombre artístico y el real, así que diré que ella es, al mismo tiempo, Bianca Estrada y la Payasa Agapita.

Nos conocimos cuando ella entró a mi blog buscando información sobre la blogósfera o sobre otros temas (hace un par de meses encontré su primer comentario) y luego los nudos de las redes sociales nos han seguido hermanando (Facebook, Twitter, etcétera).

En estas últimas semanas he estado prestándole mucha atención a su blog, en el que trata varios temas desde una perspectiva… esteeem… ¿seria?… bueno, digamos que no tan graciosa como cuando le toca ser Agapita. Y me ha encantado su estilo de escribir historias, además de sus artículos sobre sus ocurrencias cuando le toca trabajar, como cuando tuvo sus cinco minutos de fama en Carolina. Otra cosa, ¡sus «cuentos reinventados» son tremendos!)

No tengo que decir que Bianc… ahem, Agapita, está muy atenta a Social Media: cuenta con un fanpage, un usuario de twitter y otro de youtube, donde puede vérsela muy contenta bailando el culiquitaca de Toño Rosario. Un caso muy interesante de promoción en redes sociales en el cual pueden (¡DEBEN!) verse reflejados sus colegas.

Denle un vistazo, estoy seguro que, como dice aquella canción de «Bienvenidos»:

«¡Y se divertirán!»

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

(ACTUALIZADO 10/FEB) En Onno´s Bar no se puede entrar con mochilas

(SEGUNDA ACTUALIZACION: 10 de Febrero 10:36AM. El pasado miércoles me reuní con los ejecutivos de Onno´s Bar y el citado señor de la camisa blanca, quien es el administrador o encargado del sitio. Luego de confrontar las versiones – y lamentando que Ismael no pudo asistir- las cosas quedaron más claras: ellos no dejan entrar personas con mochilas por un asunto de seguridad y de situaciones que se han dado varias veces en el bar. Ese es su enfoque preventivo y yo les reconozco que tienen todo el derecho a hacerlo. Surgió el tema  de la «convención social» que establece que las mujeres por lo general andan con grandes bolsos y carteras. En resumen, vamos a dejar esto aquí. Ellos tienen su derecho a establecer sus reglas de juego para la entrada al establecimiento y yo tengo mi derecho a tomar mis precauciones al momento de escoger a donde quiero ir. Gracias a ellos por haberse tomado el tiempo de escucharme. 

(ACTUALIZACION: 6 de febrero a las 3:16PM. Me acaban de contactar de Onno´s Bar para reunirse conmigo a escuchar mi versión del suceso. Aunque me he explicado aquí, iré)

Escribo «en caliente», con toda la emoción aún bombeándome las arterias. ¿Y por qué lo hago? Porque entiendo que si me enfrío seré más condescendiente… lo que ellos no fueron conmigo y el grupo con que andabamos. Y es que no, yo no voy a apoyar lugares que se amparen en su principio de lugares privados para hacer que justos paguen por pecadores y que sus administradores sean tan tercos en negocios donde el cliente debe al menos ser escuchado.

Comenzaré por decirles que las 2 o 3 veces que he ido a Onno´s me había gustado, y que era una de mis primeras recomendaciones para quienes buscaban sitios para bailar dentro de la zona colonial. De hecho, en la noche del viernes era para allá que iba cuando estuve junto a mi hermano (que llegó el jueves desde Moscú, pero esa es otra historia) en la Zona Colonial y el estaba por bailar. Sigue leyendo