(ACTUALIZADO 10/FEB) En Onno´s Bar no se puede entrar con mochilas

(SEGUNDA ACTUALIZACION: 10 de Febrero 10:36AM. El pasado miércoles me reuní con los ejecutivos de Onno´s Bar y el citado señor de la camisa blanca, quien es el administrador o encargado del sitio. Luego de confrontar las versiones – y lamentando que Ismael no pudo asistir- las cosas quedaron más claras: ellos no dejan entrar personas con mochilas por un asunto de seguridad y de situaciones que se han dado varias veces en el bar. Ese es su enfoque preventivo y yo les reconozco que tienen todo el derecho a hacerlo. Surgió el tema  de la “convención social” que establece que las mujeres por lo general andan con grandes bolsos y carteras. En resumen, vamos a dejar esto aquí. Ellos tienen su derecho a establecer sus reglas de juego para la entrada al establecimiento y yo tengo mi derecho a tomar mis precauciones al momento de escoger a donde quiero ir. Gracias a ellos por haberse tomado el tiempo de escucharme. 

(ACTUALIZACION: 6 de febrero a las 3:16PM. Me acaban de contactar de Onno´s Bar para reunirse conmigo a escuchar mi versión del suceso. Aunque me he explicado aquí, iré)

Escribo “en caliente”, con toda la emoción aún bombeándome las arterias. ¿Y por qué lo hago? Porque entiendo que si me enfrío seré más condescendiente… lo que ellos no fueron conmigo y el grupo con que andabamos. Y es que no, yo no voy a apoyar lugares que se amparen en su principio de lugares privados para hacer que justos paguen por pecadores y que sus administradores sean tan tercos en negocios donde el cliente debe al menos ser escuchado.

Comenzaré por decirles que las 2 o 3 veces que he ido a Onno´s me había gustado, y que era una de mis primeras recomendaciones para quienes buscaban sitios para bailar dentro de la zona colonial. De hecho, en la noche del viernes era para allá que iba cuando estuve junto a mi hermano (que llegó el jueves desde Moscú, pero esa es otra historia) en la Zona Colonial y el estaba por bailar.

El asunto es que en esta noche de sábado, estaba junto a mis usuales y otros amigos en el parque Duarte cuando una de las muchachas tuvo la idea de ir a Onno´s. A mí me pareció perfecto, principalmente porque una de mis amigas de CouchSurfing que andaba conmigo quería bailar (y no habiamos podido). Así que caminamos la calle Hostos para arriba.

Paréntesis aquí para decir que yo andaba con una mochila de estas de un solo tiro, con la que salí de casa esta mañana (parecida a esto).  Otro de los muchachos andaba con una mochila e Ismael Ogando llevaba un bolso, dentro del cual tenía su cámara. Cuando yo llego, ellos están afuera mientras los demás van entrando. A mí también me detienen, como para revisarme la mochila, algo que entiendo, respeto y no me opongo (a mayor claridad, mayor amistad, y entiendo que quien no tiene hechas no tiene sospechas).

Pero un señor, quien asumo que era el administrador o el jefe de seguridad dice: “no, ellos no van a entrar con esas mochilas”. Me detengo a preguntarle por qué y dice que hace unos días hubo un inconveniente con una persona que entró con mochila y que eso motivó que mucha gente se fuera del lugar. “Por eso los hombres no pueden entrar con mochilas”. Le digo que está haciendo que paguen justos por pecadores y que su “enfoque preventivo” de la situación está equivocado, pues solo debe ordenar que nos revisen los bultos… y es aquí cuando viene lo interesante:

“Un hombre no tiene por qué andar con mochilas. Si anda en la zona, si anda festejando de noche, no tiene que andar con una mochila”.

(COMENTARIO SEXISTA DE LA NOCHE)

¿Se están dando cuenta de lo discriminatorio? Hay varios elementos implícitos en esa frase: en primer lugar hay una discriminación de clase porque yo “NO DEBO” andar con mochila o guardarla en “mi carro”, pero no puedo entrar con ella, o en su lugar ir primero a mi casa a dejarla antes de “janguear” por la zona. En segundo lugar, la discriminación del comentario fue sexista y homofóbica porque intuye que el “hombre macho masculino heterosexual” no anda con ningún tipo de “cartera”. Agrego que a todo esto, el tipo hizo un ademán con las manos que no dio espacio a dudas sobre a qué se refería.

(lo más doloroso de ser heterosexual y hablar de homofobia es la cuasi-obligatoria necesidad de aclarar que no soy gay y que para hablar de un dolor no tiene por qué dolerme a mí. ya lo dijo el Che en su carta de despedida, “sean capaces de sentir como propia cualquier injusticia que ocurra en cualquier parte del mundo”. no fue la cita exacta, pero parafraseo. ¿por qué digo esto? porque cuando hice la denuncia del mural de Jarabacoa, varias personas en Youtube dijeron que yo “tenía que ser gay” por defender ese mural y “porque en la voz se le nota” – yeah right-. )

La cuestión es que el  mencionado señor (a quien llamaré “el hombre de la camisa blanca”) no obtemperó. Más todavía. Cuando Ismael, el que andaba con su cámara, le reclamó si se la iban a cuidar, el tipo dijo “llévate tu cámara”. Incluso dijo que prefería que quienes andaban con nosotros se fueran, que no nos quería. Aquí, el compromiso con la verdad me obliga a decirlo, hubo un impasse bastante feo entre los de seguridad e Ismael, quien se sintió vejado.

Uno de los muchachos le dejó su mochila a los de seguridad para entrar buscando a los demás para que salieran. Yo ya estaba empezando a pensar sobre cómo iba a canalizar la denuncia. Como se demoraban, le dí mi bulto a Ismael y entré. Ahí me incomodé y le dije al grupo (casi gritándole) “vámonos de aquí, un sitio que discrimina no merece mi tiempo ni mi dinero”.

Entonces, ya que en Onno´s prefieren no dejar entrar a hombres con mochilas porque “eso no es de hombres, sino de mujeres” y entienden que las personas con mochilas “ahuyentan” a los clientes, hagamosle un favor al bar y NO VAYAMOS. Justo hace 2 días le comentaba a Susanne, mi amiga de CouchSurfing, que yo no voy a sitios donde discrimina. Pues ahora agrego a Onno´s a la lista de sitios. El daño fue hecho, acaban de perderme como cliente y como persona que solía recomendarlo como uno de los sitios para visitar en la Zona Colonial. No le hago el coro a establecimientos donde no prima el mínimo respeto al cliente ni mucho menos la consideración. No pago por pecados que cometió otro. Si el problema es el contenido de la mochila, no tengo problemas en que me la revisen.

Catarsis, catarsis. Se pueden cuidar.

“Esta es mi verdad y con mi vida la defiendo”. 

Anuncios

17 comentarios en “(ACTUALIZADO 10/FEB) En Onno´s Bar no se puede entrar con mochilas

  1. Ellos por bobos pierden. Un tag con un número (como en las tiendas) y se ponen las mochilas detrás del counter de la entrada y ready. Me “quilla” que si digamos, uno viene de la universidad y no tiene carro y decide irse para ese lugar a bailar, entonces no puede porque anda con mochila.

    Honestamente, la cosa no es la mochila o la insinuación de ser gay. El problema es el “parecer pobre”.

    Yo no suelo boicotear sitios por experiencias de otros, porque muchas veces son tergiversaciones y porque el que tiene un local decide quién entra y quién no, y a veces son en cierta forma “justificables” (cuando las mujeres que no dejan entrar parecen que vienen directo de “la bolita del mundo”… pero en este caso, yo me uno a la causa. Lugar tachado.

  2. hay que admitir que antes era super cool pero parece que cambiaron de administrado y ahora esta un disparate… hay poca atención (buena) al cliente… los mozos tan trabajando como obligao…

  3. Yo pase por alla con ustedes porque estaba en coro, pero ese lugar lo detesto, uno no puede estar en LA ACERA fuera del negocio ni para esperar un taxi!!!!! la primera vez q fui el seguridad de la puerta me llamo la atencion varias veces por ESTAR EN LA ACERA, fuera del lugar, porque fuera de Onno’s no se puede CHARLAR, FUMAR, Y/O ESTAR MUCHO TIEMPO PARADO. La acera, tengo entendido es un espacio publico, y solo por ese detalle yo no le hablo bien a nadie de ese sitio.

  4. Entiendo que el comentario de “un hombre no anda con mochila” no fue homofóbico, sino más bien que los que andan con mochilas son los muchachos, o como dijo M. “los pobres.”

    Claro, eso no quita para nada el comportamiento irracional del administrador. Lo cual es status quo en casi todos los establecimientos de este país. Un perro es quien los dirige. Solo que uno casi no se da cuenta a menos que tenga que interactuar con ellos en situaciones como esta. Lamentablemente, casi siempre miran a quien más se desvía del “standard”…

    -_-‘

    • Algo que tengo pendiente incluir en una revisión de este blog post (y que se me olvidó agregar) es el ademán que hizo cuando dijo lo que dijo. Eso le dio ese caracter que menciono al asunto. Insisto, si el problema fue por un asunto de seguridad, eso se resuelve revisando. A mí ayer me revisaron a la entrada del “diablódromo” en el Carnaval Vegano, y yo ni opuse resistencia ni les reclamé. Si no tengo hechas, no tengo sospechas.

      • Y al final que te dijeron esos MMG cuando fuiste? Es muy fácil llamar a la gente después que le arman el peo en Internet, yo por eso no perdono a nadie cuando pide excusas después que la cosa se le sale de control.

      • La reunión está pautada para este miércoles en la noche. Ya veremos qué dicen y qué sucede. Entiendo perfectamente tu punto de vista. De verdad que sí.

  5. Pero y tu sabes el Turista de Mochila que hay y anda en el mundo? En mi reciente visita a los USA fui a discotecas en 3 estados y a todas entre con mi mochila! solamente en una la deje en una especie de Locker que tienen para ese tipo de cosas

  6. Te hago una propuesta: Busca cuantos amigos machos-masculinos-varones tengas y vamos todos al lugar con mochilas, preferiblemente no menos de 10. Todo buen negociante sabe que un grupo grande de clientes no puede ser rechazado y si sucede, deben exigir hablar con el gerente del lugar ipso facto.

    Sería interesante ver la reacción del “señor de la camisa blanca” en esa situación, especialmente si el grupo no consume nada luego de cualquier sobresalto que se presente. 😉

    • En otras circunstancias lo hubiese hecho, sobre todo si no hubiese habido una respuesta por parte de la administración. Y ya esto acaba de ocurrir. Ya veremos qué sucede durante la semana.

  7. bueno, no es un camping.es un lugar bailable.ir a bailar con mochilas,en fin
    aparte la camarita de fotos. para sacar las fotitos de siempre

  8. Que brutos! De verdad que este paisito es así, no solo en ese lugar, aquí hay muchos lugares que tienen muchas “restricciones” estúpidas, como que uno es un delincuente o no va a pagar, tal vez no nos merecemos estar en el lugar. Me he enterado de muchos lugares en donde la gente se ha tenido que devolver de la puerta por estupideses como estas o por el color de piel. Mejor ni visitar esos lugares.

  9. Tu experiencia me recordó dos casos: uno de Holly Reynoso (aquí te dejo el link donde explica qué le sucedió en el bar Boca Negra http://santodomingodespierta.blogspot.com/2010/03/racismo-en-republica-dominicana-en.html) y otro mío.
    Hace tres años tuve un reencuentro con amigos del bachillerato y a uno de ellos se le ocurrió ir a una de la Venezuela. Todos aceptaron, menos yo por que nunca me han gustado, pero como tenía mucho tiempo sin verlos me animé acompañarlos. Yo andaba coja por un pequeño accidente en un pie y por ende tenía zapatos bajitos (bueno, algo usual en mí por mi estilo de vestir). El caso es que ese día casi todo estaba lleno y las pocas en las que pudimos haber entrado no me lo permitieron por el “Dress Code”, es decir mis zapatos. Mis amigos les explicaban a los de seguridad mi condición, pero era en vano. A partir de ahí me surgieron muchas preguntas: ¿Por qué hay que rogar para que te dejen entrar a un sitio en el que gastarás tu dinero? ¿por qué las mujeres debemos andar encaramadas, si al final de la noche probablemente tengamos que quitarnos los zapatos a causa del dolor en los pies? ¿Por qué se exige un Dress Code en lugares, como las discotecas, donde lo menos que se ve es la ropa? ¿Por qué si las discotecas son para bailar y sudar no se puede ir en ropa cómoda? ¿Por qué hay que engalanarse si al salir del establecimiento te acompaña un mal olor a cigarrillos, bebidas…? ¡Y cuidao’ si no se te pega otra cosa! Eeeen fin, desde ese momento (y ahora más por mis creencias) no he vuelto a pisar una discoteca. En lo personal creo que existen muchos lugares donde divertirse sin que te falten al respeto ni por tu estilo, ni por tu color, pero estas escenas lamentables de discriminación (racial y clasista) continuarán si el dominicano no aprende a respetarse y exigir sus derechos a ser respetados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s